selfie

Según el estudio «El rodaje de las dificultades y la soledad», elaborado por la Universidad de Wageningen, los famosos autorretratos son una llamada de auxilio ante el abandono sexual.

«Los adictos al ‘selfie’ evalúan su nivel de bienestar en la imagen que construyen de sí mismo, utilizando las tecnologías para manipular la imagen real que obtuvieron de sí mismos y así poder vender algo que no existe y sienten ellos, sin entender que la vida no es un photoshop», señalaron los investigadores de la Universidad de Wageningen

En un principio la moda del selfie nació con la idea de mostrar lo sensuales y deseadas que pueden llegar a ser algunas personas, pero ahora se está demostrando que no siempre se logra el objetivo inicial con estas fotos.