Vasco Arruabarrena

Después de dirigir su primera práctica en Boca Juniors, Rodolfo Arruabarrena fue oficialmente presentado por el Presidente Daniel Angelici como el nuevo director técnico del club Xeneize. El Vasco, quien sucederá en el cargo a Carlos Bianchi, describió sus sensaciones como «es una alegría enorme, un orgullo muy importante y una responsabilidad muy grande por el amor que tengo hacia el club».

El Vasco fue crítico en su primera entrevista como director técnico del elenco azul y oro, donde reconoció que «no veo bien a Boca, no jugó bien, tal vez por ráfagas» y admitió que «hay que levantar en lo anímico, un tema fundamental» además de «corregir defectos que he visto que tenemos» de un plantel que «están dolidos, están con rabias, pero sentí el compromiso y las ganas de salir adelante».

Arruabarrena deberá afrontar dos desafíos impostergables para un equipo que, tras tres derrotas en cuatro partidos y la eliminación en la Copa Argentina, enfrentará a Vélez por el torneo local y a Rosario Central por la Copa Sudamericana. Aún pese a los malos resultados, el Vasco argumentó que «confío plenamente en el plantel, sino me hubiese quedado en mi casa».

Sobre su propuesta, el flamante entrenador Xeneize no fue demasiado pretencioso: «Tenemos poco tiempo. No hay muchos secretos, como todo técnico quiero tener un equipo compacto, ordenado y que busque el arco rival, que tenga el suficiente compromiso para atacar y defender. Me gusta tener la pelota, pero podemos hablar mucho. Hay que demostrar».

«Boca tiene un plantel muy bueno pero hay que demostrarlo. Ellos y yo. Yo necesito de todo el grupo, que sea yo el malo que no los ponga y no que se saquen solos. Yo necesito el apoyo del hincha, pero para ello tenemos que demostrar que nos matamos por esta camiseta», prosiguió el Vasco. Para cerrar, Arruabarrena trazó sus objetivos: «Tenemos dos torneos y tenemos la obligación de pelearlos».

Finalizada la conferencia, Arruabarrena entregó la lista de convocados para el duelo del domingo frente a Vélez. Su primera decisión fue dejar afuera de los convocados a Hernán Grana.