La Dra. Elena Díaz, oriunda de Tucumán, es coautora junto a María Andrea Díaz del Nomenclador Nacional para Discapacidad en Odontología

La OSEP organizó una jornada con especialistas y auditores médicos para dar a conocer los alcances de un nuevo Nomenclador de Odontología para Discapacidad que, de aplicarse, permitirá  que los tratamientos odontológicos de pacientes con discapacidad sean cubiertos por las obras sociales.

La Dra. Elena Díaz, coautora de dicho Nomenclador y miembro de la Asociación Argentina de Odontología para Pacientes con Discapacidad, arribó a la provincia para disertar ante auditores de la OSEP y de otras obras sociales de la provincia y avanzar en la posibilidad de sumar beneficios en cuanto a cobertura odontológica. “ La OSEP quiere intentar cubrir esta área que esta desprotegida y me parece maravilloso porque en Tucumán estamos aplicándolo pero solo en convenios con obras sociales particulares no con la obra social de la provincia  o sea que para nosotros es una gran avance que Catamarca sea  la primera cuya obra social provincial se interese por esta temática y que trate de implementarla dentro de su nomenclador”, indicó la profesional.

“La odontología y la discapacidad han surgido desde hace unos años como una necesidad de imponerse dentro de los nomencladores nacionales de prestaciones ya que no lo cubre ninguna obra social. Y es una población desatendida en varias áreas no solo en odontología. Yo son miembro de la Asociación que somos un grupo de odontólogos que se juntaron en 1996 para tratar la temática ya que teníamos pacientes con distintas discapacidades”, agregó.

Asimismo, la Dra. Díaz destacó que no es lo mismo hablar de discapacidad que de incapacidad y aclaró que, por lo tanto, los beneficios del nuevo nomenclador incluye a numerosas enfermedades: “cuando hablamos de discapacidad nos referimos a una disminución de la función  en cualquiera de los órdenes y en el área, no tiene ni edad ni categoría por eso podemos considerar desde una parálisis cerebral,  autismo, cualquier síndrome como el síndrome de down, una persona con discapacidad motora, con esclerosis múltiple, diabéticos, inmunosuprimidos portadores de HIV, transplantados, entre otros. Es decir, pacientes que están medicados que necesitan de la interdisciplina porque no podemos hacer un intervención odontológica sin preguntar al médico de cabecera cómo se está medicando porque la boca le pertenece al cuerpo y todo se relaciona”.

Finalmente instó para que los legisladores se interesen en la problemática a fin de que se apruebe por ley la aplicación de esta iniciativa: “va a ser muy beneficioso porque es un nomeclador modular que permitirá que las prestaciones sean pagadas. Muchos odontólogos no trabajan en discapacidad porque no son remunerados para tal. Y es muy difícil hacer entender que no es lo mismo atender a un paciente con alguna discapacidad y que los médicos deben capacitarse para esto porque son pacientes que tienen los mismos derechos que cualquiera. La cuestión es trabajar en ello de manera seria, coherente y remunerada.  LA Osep hace el puntapié inicial en esto y es sumamente importante este interés que se da previo a la Cumbre de la Confederación Odontológica de la República Argentina que se dará en San Luis y que va a aprobar este nomenclador para todo el país”.