Quilmes - Arsenal

Siempre las victorias son bien recibidas, pero cuando tienen carácter de urgencia… mucho mejor. Eso sucedió anoche con Quilmes: el equipo llegaba con mal andar en el torneo y necesitaba una reivindicación ante Arsenal. Y lo logró, ya que sumó su primera victoria en el campeonato con un claro triunfo por 4-0, en el cierre de la sexta fecha. Arsenal, por su parte, desperdició la posibilidad de prenderse en el lote de los de más arriba, y ahora ofrece una marcha que reparte éxitos y caídas por igual: tres.

Quilmes siempre tuvo la iniciativa en el partido. Necesitado por las urgencias que marcan un mal comienzo en el campeonato, el equipo dirigido por Pablo Quatrocchi se plantó con decisión en busca del triunfo. Y tuvo su rápida recompensa cuando a los 21 minutos del primer tiempo Bryan Sarmiento abrió el marcador. Fue una muy buena jugada individual, definida con un remate bajo desde larga distancia, que venció el esfuerzo del arquero Esteban Andrada.

El tanto no varió demasiado el andar del encuentro. Quilmes, más sereno por la ventaja conseguida, manejaba los hilos del partido ante un rival que no encontraba la fórmula para inquietar con seriedad a Dulcich. Sus avances, sin claridad, se perdían ante una defensa bien parada.

Todo se potenció en el comienzo del segundo tiempo, ya que Quilmes golpeó nuevamente. A los 12 minutos, Gonzalo Klusener amplió la cuenta al capitalizar un rebote de Andrada después de un remate de Nicolás Cabrera. A los 27 minutos, Sarmiento, de gran tarea, realizó una apilada por la izquierda, le cedió la pelota a Nicolás López, y su remate encontró la suerte de un rebote en una pierna rival para meterse por arriba del arquero. Adrián Fernández, de cabeza, cerró el resultado sobre la hora para darle ribetes históricos al triunfo más amplio de Quilmes sobre Arsenal.

Así, con contundencia y decisión, Quilmes sumó de a tres por primera vez en el certamen. Una iniciativa que puede darle mejores resultados de cara al futuro en el torneo. Arsenal mostró su peor cara, ya que hasta anoche sólo había recibido cuatro tantos en contra. Debe aprender rápido de una noche decepcionante.