Pedro Olmos en Ideas de Radio

Pedro José Olmos «Don Pedro», hombre oriundo de Tucumán pero con más de medio siglo viviendo en Tinogasta, «me siento más tinogasteño que cualquier originario de esta tierra», asintió este hombre que reconoce que «la década del 70 fue la más floreciente aquí en Tinogasta porque había «muchas bodegas, cooperativas de pasas, transportes, viñedos por doquier y mucho más», recuerda «don pedro». Fue por cuatro meses interventor municipal en la época de prol. Recuerda que a la semana de haber sido puesto en funciones puso incomodo al gobierno provincial, «los empleados municipales estaban de paro por falta de pago, les pedí un par de días de tolerancia y me fui a Catamarca, puse mi renuncia indeclinable si no le solucionaban el problema de los trabajadores, entonces tuve respuesta inmediata, hubiese sido una actitud poco política para el gobierno de prol», recuerda con añoranza y sin ejemplos a la vista. Reconoce que hay muchas cosas para hacer, pero prima en todos la desidia y por eso no se cumple con la gente. Asegura haber mandado algunos proyectos de ordenanza al concejo deliberante, cuando se enteró que no había sesionado por falta de temas para tratar. Hasta el momento no tuvieron la delicadeza de contestarme, tiempo les sobra, sentencia «don pedro» casi socarronamente. Destaco la entrega de Ernesto Cesar, otro tucumano que hizo más que nadie por el pueblo y lo que más bronca me da, enfatiza con cierta bronca fue que «cuando cesar murió había solamente diez personas acompañándolo a la morada final», o somos desagradecidos o se perdió la memoria. Dice recordar que en aquellos años desde la comparación «chilecito» era un pueblito a la par nuestra, miren lo que es hoy, dice el señor Pedro Olmos con cierto dejo de nostalgia.