familia

Las metas son necesarias en nuestras vidas para poder seguir hacia adelante y poder cumplir todos nuestros objetivos, pero eso sí, deben ser unas metas realistas. Una meta debe estar acorde a las capacidades de cada individuo y sobre todo se debe llegar a ella y una vez que se haya alcanzado, entonces sí se podrá fijar otra meta a conseguir, pero nunca antes o el camino se verá frustrado.

Con los niños pasa igual, ellos por sí mismos pueden fijarse metas pero debemos enseñarles a hacerlo correctamente para que no sea una meta demasiado difícil y que le cueste mucho llegar (mejor poco a poco hasta llegar a ella) o una demasiado fácil que no suponga ningún reto.

La importancia de fijarse metas

Aprender a fijarse unas metas y cumplir con ellas eleva el autoestima y servirá para mejorar en todos los aspectos de la vida de un individuo, desde la salud física, hasta la emocional e incluso cuando se llega a la edad adulta, al buen desarrollo profesional.

Por este motivo hay que enseñar a los hijos desde bien pequeños a establecerse metas a las cuales puedan llegar gracias a sus propias habilidades, algo que hará que crezca feliz y llegue a ser un adulto de éxito.

Pero decirle a un niño «debes fijarte metas» es algo demasiado abstracto como para que lo entienda y más teniendo en cuenta la impulsividad innata que les caracteriza. Pero hay muchas maneras de enseñar a los hijos a aprender a planificar y lo que es mejor a alcanzar sus metas desde bien temprano. ¡Atenta!.

Desde que son pequeños es importante

Desde que tu hijo es bien pequeño debes olvidarte de frases del tipo «déjalo que no eres capaz», «dame ya lo hago yo» o «no sirves para nada». Estas frases se quedan marcadas en el alma y en el desarrollo de los niños. Las frases adecuadas deben ser: «eres capaz de hacerlo», «si quieres puedes»,  «lo has hecho estupendo», «seguro que a la próxima lo haces mucho mejor», etc.

Los mensajes deben ser siempre claros mensajes de aliento y apoyo para que tu hijo vea que confías en él y en sus posibilidades.

Tareas diarias para comenzar

Desde bien pequeños se le debe enseñar a comenzar con pequeñas tareas diarias poniéndoles metas como hacer su cama y vestirse solito.

Pero como en toda meta para poder lograrlo deberá saber los pasos que se deben realizar por lo que es importante que le ayudes en el proceso diciéndole los pasos para que los haga sin ayuda y que vea lo capaz que es.

¡Demuéstrale a tu hijo que sabes que es capaz apoyándole cada día en sus logros!