Carlos Savio

De cara al futuro, la facultad de Tecnología y Ciencias Aplicadas necesita mayor espacio para las actividades académicas y de esparcimiento, motivo por el cual el decano Carlos Humberto Savio firmó un convenio con el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) para trasladarse a Valle Chico.

Así lo informamos en nuestra edición del martes último. Ahora, Savio contó a El Esquiú.com que todo comenzó con “la idea de gestionar a través del gobierno de la provincia un espacio físico para plasmar un proyecto de nueva facultad de Tecnología”. “Inició en el marco de la firma de un convenio del trabajo final de la carrera de Ingeniería y Agrimensura, conjuntamente con el IPV”, dijo.

“Llegamos a entrevistarnos con la gobernadora Lucía Corpacci para que, en este proyecto de urbanización de la zona Sur de la Capital, nos cediera un predio donde podamos empezar las obras para nuestra facultad”, detalló la autoridad.

La nueva sede se emplazará en Valle Chico, en el Suroeste de la ciudad, y pretende solucionar problemas futuros, ya que el espacio físico actual no es suficiente e impide la ampliación y mejora de dicha facultad.

El decano profundizó al respecto: “Tenemos cinco carreras de grado que hemos acreditado, carreras de pregrado que están reconocidas por el ministerio de Educación de la nación -con reconocimiento oficial de sus títulos- y en posgrados tenemos dos doctorados, reconocidos también. Tenemos compromisos que hemos alcanzado y que hay que mantener. Sigue creciendo la matrícula de alumnos, hay nuevos requerimientos de áreas prioritarias para la educación en la parte de ingeniería; no nos animamos a crear otras carreras porque no tenemos el espacio físico para albergar más alumnos”, agregó.

Ante esta situación, se espera que el nuevo edificio contemple “la cantidad de aulas que debe tener, los laboratorios, biblioteca, comedor universitario, espacios para esparcimiento”, dijo el decano, agregando que “en todas las universidades del país y del exterior se trabaja mucho en lugares naturales para el estudio; necesitamos tener algún espacio para instalar ese ámbito de estudio al aire libre”.

“A los efectos de gestionar con responsabilidad la prosecución de esta facultad, tenemos que ver cómo nos expandimos en espacios físicos. Lamentablemente, donde estamos hoy no tenemos mucho y se nos genera un problema a la hora de crecer; la gente de la facultad está muy convencida de que tiene que ser así”, concluyó Savio.