Pedro Armando Carrizo

Las 62 Organizaciones Peronistas de Catamarca expresaron su adhesión a la propuesta del gobierno de debatir alrededor de una reforma de la Constitución provincial. Pero, además, expresaron “la importancia” de crear un ministerio de Trabajo para el ámbito local.

“Propiciamos la importancia de elevar el rango de la administración, control y regulación del sistema laboral de la provincia a un ministerio de Trabajo, dotado de los mecanismos elementales como de los recursos humanos indispensables para llevar a cabo una tarea de fiscalización responsable y ajustada a las normas”, expresaron los referentes gremiales Roberto González (secretario general), Pedro Armando Carrizo (titular de la CGT local) y Gustavo Rolando Carrizo (titular de la Juventud Sindical Peronista de Catamarca).

De esta manera, la central obrera respaldó y adhirió a la convocatoria realizada días atrás por la administración gubernamental encabezada por Lucía Corpacci para debatir sobre la necesidad de la reforma de la Constitución provincial. En esta línea, se enfocó en “la propuesta de jerarquizar el empleo público mediante la institucionalización de una carrera administrativa que priorice la idoneidad, el mérito, la profesionalización y la permanente capacitación de los trabajadores mediante ascensos y promociones por concurso hasta el nivel de director”.
“Burócratas”
A través de su misiva, las 62 Organizaciones cuestionan que en la actualidad, esa tarea de fiscalización y de inspección laboral es realizada “en algunos casos por burócratas recalcitrantes, en los mejores casos sin méritos ni preparación, cuando no proclives a los favores de las patronales, que tornan inocua y a veces hasta farsante una indelegable misión del Estado. Estas funciones, por ejemplo, son las que requieren de una permanente evaluación y jerarquización mediante concursos específicos para evitar la permanencia de verdaderos enemigos de los trabajadores”.

Según lo expresan las entidades gremiales, otra iniciativa que motiva el interés obrero es la de la participación de los trabajadores en la administración y conducción de los entes oficiales y sociedades del Estado como Osep, Capresca, Vialidad Provincial, Aguas de Catamarca, EC Sapem y Radio y TV Pública mediante la elección de un representante que garantice los intereses de los empleados.

“Estas ideas son las que plantearemos cuando se nos permita la oportunidad de intervenir en las instancias de debate que se promueven desde el Estado provincial”, aseveraron, al tiempo que agregaron que “al pueblo, y fundamentalmente a los trabajadores, no pueden cerrárseles los caminos de la reforma y adecuación gradual de sus leyes”.

Posturas sobre la reforma
Diversas opiniones se expresaron en torno a la propuesta de reforma constitucional. La agrupación “Movimiento Generacional” expresó que “la voluntad de suprimir la perpetuidad de los cargos políticos pone en contraste la antigua política llevada a cabo por algunos referentes y la nueva política que lleva a cabo Lucía Corpacci, de la cual no tenemos dudas que es el camino correcto” (Sic). Por su parte, el dirigente Daniel Blanes, del MST-Nueva Izquierda, rechazó el proyecto diciendo que “no sirve la reforma de algunos puntos sin debate amplio y a espaldas del pueblo”. “Lo que hace falta es convocar a elecciones para conformar una asamblea constituyente que tiene que ser libre y soberana para discutir cómo reformular completamente el modelo de provincia”. En tanto, la delegada provincial del Inadi, Emperatriz Márquez, consideró que “es urgente la reforma de la Constitución, y es oportuna la convocatoria de la Gobernadora”. “La Carta Magna debe ajustarse a las necesidades del siglo XXI. Se debe reformar y mejorar la celeridad de la justicia y elegir jueces que sean capaces”.

El Esquiu