embarazada

Nunca faltan las personas que no han pasado por el mismo estado o que quizá no lo recuerdan y hacen ciertos comentarios muy poco oportunos o adecuados. Aprende qué cosas no debes decirle a una mujer embarazada para no sentirte ni hacerla sentir incómoda sin intención.

#1 No comas ciertos alimentos

Si la mujer en cuestión no tiene ninguna restricción indicada por el médico en cuanto a lo que debe comer, entonces déjala que coma lo que le apetezca. Durante el embarazo, debido a los cambios hormonales y otros factores, los antojos y deseo de comer alimentos particulares se acrecientan, así es que deja que sea consecuente con lo que su cuerpo le pide.

#2 ¿Le darás el pecho a tu bebé?

Esta pregunta que a simple vista suena muy inofensiva, realmente puede herir los sentimientos de cualquier futura madre. Quizá algo se lo impida, o no lo tenga claro o también puede ser que si nunca antes ha pasado por la experiencia, desee decidirlo una vez que tenga a su bebé en brazos.

#3 ¿Puedo tocarte la barriga?

¡Mmmm! Molesta y mucho sobre todo cuando es alguien ajeno a la familia o que no conoces. ¡Nadie va por el mundo preguntando a mujeres que no se encuentran embarazadas si pueden tocarle la panza! Así es que, ¿por qué con una embarazada debería ser diferente? Continúa siendo su barriga y parte de su cuerpo e intimidad.

#4 ¡Cómo has engordado!

Creo que ésta frase es una de las peores cosas que puedes decirle a una embarazada, más si todavía le quedan meses de embarazo por delante. Es terrible, ya que muchas de ellas piensan que se quedaran con el exceso de kilos acumulados toda la vida y aunque así no fuera, ¿tienes idea de lo que cuesta eliminar los kilos demás luego del embarazo?

#5 Pensé que nunca tendrías hijos

Esto es algo que por lo general la gente dice cuando te ven mayor para ser madre. Por eso, nunca debes decírselo a una embarazada, es como meterte con su privacidad y decisiones personales o de pareja.

#6 Vete a dormir, luego no podrás

Este es un clásico, no mandes a dormir a una embarazada porque luego no podrá hacerlo. Esto no es del todo cierto, quizá su bebé sea un tierno angelito que duerma 6 o 7 horas cada día. ¡Yo tuve uno así! Pero por otra parte, deberías saber que sobre todo en el último trimestre, las embarazadas no duermen precisamente bien, sino todo lo contrario.