Universidad de Oviedo

La comisión de permanencia del Consejo Social de la Universidad de Oviedo resolvió apartar de sus carreras a 36 alumnos que no han cumplido los requisitos de la normativa. Éstos podrán cambiar de carrera y retomar la elegida en primera opción dentro de dos años. De un total de 379 solicitantes que no lograron aprobar el número de créditos exigido para continuar sus estudios, el organismo autorizó la continuidad de 122 alumnos.

La decisión fue adoptada tras estudiar las peticiones caso por caso y analizar la situación personal de cada alumno.

A las peticiones mencionadas, se unen 30 presentadas fuera de plazo y 81 correspondientes a estudiantes que han acabado el curso de adaptación al grado o el propio grado y les falta el trabajo final. «En esos casos siempre se les autoriza un año de prórroga y todas ellas han sido estimadas». Otras corresponden a peticiones de convocatorias de gracia, que resuelve directamente el Rectorado.

La comisión analizó entre junio y septiembre un total de 623 solicitudes. Luis Rodríguez Muñiz, vicerrector de Estudiantes de la Universidad, se comprometió a mejorar la información a los alumnos sobre su expediente para evitar casos como los de quienes se han matriculado este curso a pesar de no tener los créditos mínimos exigidos, circunstancia que fuentes universitarias atribuyen a un fallo informático. Sobre la moratoria que reclaman los estudiantes en la aplicación de este reglamento, la Universidad señala que no hay posibilidad jurídica de llevarla a cabo.