cobro del plus médico

Julio Cabur, interventor de la Obra Social de los Empleados Públicos de la provincia (Osep), gestionará que la cámara de Diputados trate y apruebe la Ley Antiplus.

La iniciativa corresponde a la necesidad de prohibir y sancionar el cobro de aranceles diferenciados a los afiliados de las obras sociales. La normativa dispondrá controles por parte de organismos como la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip), la Administración General de Rentas de la provincia y el ministerio de Salud, a la vez que se realicen operativos de control en consultorios, clínicas y sanatorios para evitar el requerimiento por parte de los profesionales médicos.

El proyecto base del que se ideó la iniciativa provincial corresponde a una ley sancionada en la provincia de Chaco en el año 2012 y ha logrado, según las estimaciones de representantes de la obra social provincial, “casi eliminar el cobro del plus”.

En relación al análisis de la implementación de la normativa, Julio Cabur señaló: “Voy a hacer lo necesario para ingresar el proyecto en la cámara de Diputados, para que los legisladores lo analicen. Cuando vean los beneficios, van a comprender la necesidad de aprobarlo. El proyecto de la ley antiplus es necesario para regular la actividad y proteger a los afiliados”.

En relación a la idea de implementar la normativa, el interventor señaló que “esto lo hemos conversado en la reunión de Cospra. Allí se comentó sobre los resultados que obtuvieron en Chaco y dada la urgencia y la exigencia con la que se debe trabajar en este tema, he decidido realizar la presentación”.

El interventor de Osep fundamentó la necesidad de presentar un proyecto que elimine la acción de cobro de aranceles a los afiliados, al momento que señaló: “Creo que el cobro del conocido plus es antiético; es eludir los impuestos tanto de Rentas de la provincia como de la Afip a nivel nacional. Creo que no debe ser el afiliado el que debe pagar este problema. Estamos tratando de que haya fidelidad a las instituciones”.

A pesar de los convenios
Los profesionales de la salud que cobran plus a los afiliados de las distintas obras sociales incumplen el acuerdo que mantienen con las mismas, mientras que los círculos y colegios que los nuclean permiten que presten servicio. En reiteradas oportunidades, desde Osep se denunció y sancionó a los médicos por el cobro de plus. A pesar de ello, las denuncias de los afiliados continúan siendo una constante.

Alcances del proyecto
La normativa de Chaco, instrumento base del que se pretende implementar en la provincia, establece que “el cobro de retribución complementaria, ‘plus’ o adicional monetario que pudieran requerir por los servicios que brinden a aquellos afiliados que estén amparados bajo la cobertura de una obra social, siempre que los mismos no formen parte de los aranceles conveniados como retribución del servicio con la obra social”, será sancionado.

La normativa también supone sanciones a los profesionales que efectúen el cobro de aranceles. Las multas por las infracciones, luego del correspondiente proceso de descargo y comprobación, alcanzarían hasta 10 salarios mínimos y a la vez, establecerían “más 180 días de suspensión como prestador de los afiliados del organismo”.

Experiencia positiva
La implementación de la Ley Antiplus en la provincia de Chaco generó una baja importante en la detección y denuncia de casos de cobro de aranceles diferenciados en clínicas y sanatorios.

Los controles que se realizaron arrojaron una alta cifra de multas a profesionales y firmas de quienes realizaban el cobro de plus a afiliados. Representantes de las obras sociales calificaron de “positiva” la aprobación y puesta en marcha de la ley que multa a quienes incumplan los convenios contraídos con las obras sociales.