Tribunal de cuentas

El Tribunal de Cuentas iniciará una auditoría por objetivo en la Municipalidad de Tinogasta por las dudosas compras directas a un  proveedor polirrubro por parte del intendente Hugo Ávila.

La auditoría por objetivo es una investigación orientada hacia el hecho que está bajo sospecha. La resolución determina si corresponde que se inicie el sumario administrativo, es decir, la investigación más profunda.

El viernes se firmó la resolución y solo faltaba determinar los auditores que serían enviados para realizar la tarea.

Como se informó, las sospechas comenzaron cuando se descubrió la existencia de un proveedor de la Municipalidad de Tinogasta que abarca una multiplicidad de rubros y cuyos precios están muy por encima de los ofrecidos por otras empresas locales. Además, es una empresa de reciente inscripción en la AFIP que, a partir de un trámite administrativo exprés, ha logrado cobrar sus facturas a los dos días de haberlas presentado.

Se trata de la empresa «K.M.”, de Carlos Manuel Moreno, con domicilio en el Bº 120 viviendas Sur casa 119 de esta ciudad Capital, a la que el intendente tinogasteño, Hugo Ávila,  prefirió –frente a otras opciones que en apariencia habrían sido más beneficiosas para las arcas del municipio- al momento de realizar compras directas.

La empresa le vendió al Intendente televisores LED, dos fotocopiadoras y proyectores de mercurio. Por la falta de apoyo del FV, el Concejo Deliberante no había logrado aprobar el proyecto para solicitar la intervención del TC.