el vicegobernador y presidente de la Cámara de Senadores, Dalmacio Mera, recibió a representantes de los denominados Autoconvocados del Senado

En un clima ameno y cordial, el vicegobernador y presidente de la Cámara de Senadores, Dalmacio Mera, recibió a representantes de los denominados Autoconvocados del Senado, con quienes conversó alrededor de 2 horas en las oficinas de la Vicegobernación.

Los trabajadores iniciaron la charla explicando el problema gremial con el SELEG y su preocupación por una posible acefalía, ante lo cual Mera se ofreció a mediar, “no obstante no ser de mi incumbencia ni competencia”.

Además plantearon una serie de requerimientos sobre los cuales ya se viene trabajando con las autoridades legislativas. Puntualmente solicitaron la recomposición salarial, una ayuda extraordinaria y el blanqueo de ítems no remunerativos, motivados, según los agentes, en la “difícil situación económica que estamos viviendo”.

El vicegobernador les refirió la situación de las finanzas de la Cámara y explicó la forma en que se llevan adelante las mismas, tras lo cual se comprometió a realizar un análisis de las posibilidades presupuestarias reales para hacer frente al pedido “se harán los esfuerzos necesarios para contemplar cada uno de los requerimientos”, expresó Mera.

Los autoconvocados reconocieron al vicegobernador cada una de las acciones llevadas a cabo en esta gestión en torno a las mejoras edilicias y del ambiente laboral, como así también medidas en el orden social de los agentes.

El jardín maternal

Los empleados rescataron fundamentalmente la creación del Jardín Maternal para los hijos de los empleados del Senado -que pronto cumplirá 2 meses-, ya que según comentaron, era una obra largamente anhelada, que anteriores gestiones no habían solucionado, a pesar de haberlo anunciado a fines del año 2007. De esta manera, el jardín dió una solución definitiva a la contención sus los hijos, resaltando que durante la gestión del entonces vicegobernador Hernán Colombo, percibían un aporte que se suspendió en la gestión siguiente.

“Programa Prejubilatorio por la Vida”

Finalmente, conversaron sobre los beneficios para los agentes con intencionales a jubilarse, para quienes Mera estableció una serie de prerrogativas, precisamente la semana pasada, a través de la firma de un decreto en este sentido.

Destinado exclusivamente a los agentes dependientes de la Cámara de Senadores que se encuentren próximos a cumplir con los requisitos de edad, años de servicios y aportes para  obtener los beneficios de la jubilación ordinaria, se otorgará una la reducción horaria de una hora de labor diaria, luego de haber cumplido 57 años de edad, en la mujer y 62 años de edad en el varón, y de dos horas desde los 58 años de edad en la mujer y 63 años de edad en el varón, hasta efectivizar el retiro definitivo, en el convencimiento de que “también constituye una obligación del Estado cumplir con la previsión de trazar políticas de ambientación y/o adecuación previa para los agentes próximos a obtener dichos beneficios, a los fines de intentar preservar la eventual gestación de síntomas psicológicos adversos o de crisis ante la consumación del inminente nuevo rol que les tocara ocupar dentro de la sociedad al jubilarse”, de acuerdo se indica en los considerandos del decreto firmado por Mera.

A través de Dirección General de Recursos Humanos, se celebrarán convenios con entidades públicas y/o privadas que desarrollen actividades culturales, científicas, artísticas, deportivas, entre otras, a los fines de la implementación y funcionamiento de Talleres Educativos a los que asistirán y participaran voluntariamente los agentes que hayan obtenido el beneficio de la reducción horaria de labor.