Estudiantes - Quilmes

Con un equipo que mezcló titulares y suplentes para preservar a los jugadores que enfrentarán a River por la Copa Sudamericana, Estudiantes de La Plata recién sobre la parte final pudo quebrar hoy a Quilmes y ganarle 1-0 en una calurosa y por momentos agobiante tarde en el Estadio Unico.

El lateral uruguayo Martín Aguirregaray logró desnivelar a los 35 minutos del segundo tiempo, pese a que desde el comienzo de la etapa final Quilmes jugó con un hombre menos al ser expulsado el delantero Miguel Montaño por doble amarilla.

Quilmes, aún con once jugadores, fue muy conservador y apenas si llegó al arco rival con dos remates de media distancia que Hilario Navarro contuvo sin problemas.

Así como Montaño había sido amonestado al comienzo del partido, no había pasado un minuto del segundo tiempo cuando se puso delante impidiendo un tiro libre de Damonte y se fue expulsado por doble amarilla.

No obstante la superioridad numérica a Estudiantes le costó llegar al gol aún cuando el ingreso de Guido Carrillo le dio más fuerza en el ataque, como el remate rasante que Benítez sacó abajo.

Estudiantes parecía que estaba cerca pero el gol no llegaba y encima Darío Herrera paraba otra vez el partido para una lógica hidratación ante los treinta largos de grados al sol.

A los 35, Leandro Benítez hizo un tiro libre, Graciani cabeceó para meterla al corazón del área y en la pelea entre Carrillo y Zacaría surgió un rebote que Aguirregaray a la carrera convirtió en gol con un remate cruzado.

Los apuros de Quilmes no alcanzaron para el empate, al fin y al cabo que no tuvo la gimnasia del juego ofensivo durante los 90 minutos.

Ahora, Estudiantes tiene en el horizonte a River Plate por los cuartos de la Sudamericana, serie que empezará a tomar forma el miércoles en esta ciudad.