Documento de la CGT con firmas

Desde la Juventud Sindical Peronista de Catamarca y las 62 organizaciones Peronistas de Catamarca rechazamos las expresiones de la Diputada Provincial del Frente Cívico y Social, María Teresa Colombo, quien según publicaron los medios de prensa “lamentó la actitud de los sindicalistas que se alejan de las bases por estar cerca de la patronal”, al justificar su apoyo al proyecto de restablecimiento del denominado “nomenclador docente”, que anteriormente -y por decreto de la pasada gestión radical en la provincia- fuera derogado.

En realidad, las poco felices expresiones de la legisladora radical, múltiple funcionaria del Frente Cívico y Social, pasando por el Ministerio de Salud y también como Diputada Provincial, Senadora Provincial y Senadora Nacional, desde hace más de 30 años, responden a un vergonzoso acto de oportunismo político, ya que en su dilatada trayectoria jamás estuvo al lado de los trabajadores, ni menos se ocupó de la situación de los empleados, sobre todo de la administración, cuando la alianza a la que pertenece gobernó Catamarca.

Con una desfachatez increíble, la Dra. Colombo se permite levantar su dedo acusador en contra de la dirigencia sindical, después de haber protagonizado o consentido innumerables actos de avasallamiento de los derechos laborales.

Nunca se opuso a la reducción del 15% en los haberes de los trabajadores provinciales, dispuesto por el ex gobernadora Oscar Castillo, apenas llegado a la administración provincial.

Tampoco objeto la quita del 13 % en los salarios y en particular en los haberes de los jubilados, dispuesto durante la gestión de la alianza encabezada por el Presidente Radical Fernando de la Rúa, ni se pronunció en contra de la precarización laboral, de la legalización de los “contratos basura” que facilitaban los despidos sin indemnizaciones, que aquel mismo gobierno de la UCR pretendió introducir con la deplorable “Ley Banelco” de los vergonzosos sobornos en el Senado de la Nación.

Igualmente, jamás estuvo en la CGT, ni en ninguna sede ni encuentro sindical, para defender o apoyar los derechos de los trabajadores. No abrió la boca cuando los trabajadores y sus organizaciones luchamos solos para que se mantengan los beneficios de los regímenes promocionales para la Industria en nuestra provincia, como en las vecinas de La Rioja y San Luís, cuando los gremialistas estaban huérfanos de todos acompañamientos frente al actual gobierno nacional.

Colombo pasó de largo o ni se enteró de un reclamo o una protesta obrera por reivindicaciones salariales o mejores condiciones de trabajo, y hoy alegremente pretende tildar a los sindicalistas de Catamarca de “pro patronales”.

Lamentamos tener que perder el tiempo en este tipo de declaraciones, porque la trayectoria pública de la diputada Colombo nos exime de mayores comentarios ya que se mantuvo siempre muy lejos y bien apartada de las necesidades y las luchas de los trabajadores y sus sindicatos; pero de todos modos no queríamos dejar pasar por alto esta penosa actitud de puro oportunismo político. Usted, Dra. Colombo no tiene legitimidad de origen ni trayectoria para juzgar a los gremialistas catamarqueños.