Droga VIP

El local situado en el el barrio catamarqueño de Villa Cubas no llamaba demasiado la atención, salvo por el cartel que decía «Gomería» y por el permanente ingreso y egreso de personas; sin embargo, hasta allí llegó el lunes pasado un numeroso grupo de efectivos de la Dirección de Drogas Peligrosas.

Eran las 15:10 cuando, con una orden de la Justicia federal, los agentes se presentaron en un comercio para realizar un allanamiento que permitiría descubrir que en ese lugar no se desarrollaba únicamente la actividad que promocionaba el letrero que estaba en la puerta.

Allí se comercializaban los estupefacientes bajo la pantalla de una gomería, y los elementos de prueba encontrados en el lugar fueron un ladrillo de marihuana compactada de 1 kilo y 179 gramos y una pistola calibre 9 milímetros negra que tenía la numeración alterada y seis cartuchos en el cargador.

De todos modos, el hallazgo más preocupante fue el de un envoltorio de nailon que contenía 208 gramos de cocaína de alta pureza o cocaína «cristal«, una droga considerada VIP porque, por su pureza, tiene un costo que sólo está al alcance de personas con mucho dinero.

El comisario Carlos Kunz, jefe de la Dirección de Drogas Peligrosas, contó en diálogo con el diario El Esquiú que es la primera vez que se encuentra cristal en un allanamiento y precisó que “las pruebas de campo que se hicieron dan cuenta de que tiene máxima pureza».

«La conformación y la estructura molecular confirmaron que es cristal. Éste es un mote que se da en la jerga, en la calle. Así también está la ‘alita de mosca’. Todos son nombres para diferenciar los estados de pureza”, precisó el representante de las fuerzas de seguridad.

Al respecto, el principal Norberto Valdéz, también de la Dirección de Drogas Peligrosas, apuntó que se trata de una droga que «la están produciendo en Bolivia y su efecto es el cuádruple del que produce la cocaína habitual, por eso su precio es bastante elevado y es una sustancia consumida por la alta sociedad”.

«Es un nuevo proceso al que es sometido el clorhidrato de cocaína para la obtención de una sustancia que se llama cristal de cocaína”, explicó el policía. En tanto, fuentes de la investigación aclararon que se trata de cocaína distinta de la que comúnmente se vende en puestos minoristas, porque es más refinada y menos «cortada» con pastillas y otras sustancias. Se la puede diferenciar por tener un color más claro que la droga ya estirada.

Finalmente se informó que el inmueble donde se realizó el operativo era alquilado por una persona que ya contaría con antecedentes por delitos de la misma índole. Al momento de la irrupción de los efectivos, no se encontraba en el lugar, por lo que actualmente se intenta dar con su paradero.

 

Fuente: Elesquiu