Boca - Cerro Porteño

Boca encontró cerca del final del partido una victoria ajustada ante Cerro Porteño por 1 a 0, pero a la vez importante para viajar a Asunción con ventaja.

Por un lado, el hecho de ganar le mete presión al equipo paraguayo. Y a la vez, el hecho de no haber recibido goles le permite al Xeneize ilusionarse con concretar el pase a las semifinales de la Copa Sudamericana.

Fue un partido mediocre, en el cual el conjunto local dominó en gran parte de los 90 minutos, pero nunca con claridad ofensiva. El planteo del visitante provocó que las únicas chances del local lleguen desde afuera del área, con remates débiles y sin peligro.

Si bien el equipo de la Ribera no se resignó nunca, todo parecía indicar que iba a terminar 0 a 0. Pero en una de las tantas situaciones creadas, la pelota llegó a los pies de Emmanuel Gigliotti que la empujó a la red en el área chica cuando se jugaban 37 minutos del segundo tiempo.

El partido de vuelta será el próximo jueves en el Defensores del Chaco, en Asunción, y está previsto que comience a las 19.

El triunfador de esta eliminatoria jugará en semifinales ante el ganador de la llave en la que River le ganó ayer a Estudiantes por 2 a 1 en la ida, en La Plata. Esa posibilidad de un superclásico a nivel internacional ya le pone un condimento extra a este Boca-Cerro Porteño, ya que el entrenador del equipo paraguayo, Leonardo Astrada comenzó a ‘observar’ fantasmas ligados al arbitraje.