Papa Francisco encuentro en privado con obispos anglicanos pentecostales

En un encuentro en privado con obispos anglicanos pentecostales, el papa Francisco instó a los católicos y cristianos de otras denominaciones a rezar y trabajar juntos, sin demorar la cooperación mientras los teólogos llegan a un acuerdo sobre los puntos de controversia.

El pontífice recibió en su residencia, en la Casa Santa Marta, a un grupo de obispos pertenecientes a la Comunión de Iglesias Evangélicas Episcopales (CEEC, por sus siglas en inglés), y compartió con ellos un momento ameno y fraternal, en el que también manifestó que centrarse en las diferencias entre las denominaciones cristianas es «pecar contra la voluntad de Cristo», porque «nuestro bautismo común es más importante que nuestras diferencias».

«Todos tenemos el Espíritu Santo dentro, que ora en nosotros», manifestó Francisco en un almuerzo celebrado el 10 de octubre pasado para recordar al obispo evangélico Tony Palmer, amigo del Santo Padre, fallecido en un accidente en agosto pasado.

Al comienzo de la charla, Francisco contó una anécdota del reciente sínodo. Hablando en castellano, recordó que en el aula sinodal se cruzó con un obispo anglicano y, al saludarlo, bromeó diciéndole: «¡Qué valiente usted por acá! ¡En otra época, lo hubieran quemado en la hoguera!». La anécdota del obispo de Roma produzco la risa de los asistentes.

Las palabras de Francisco pudieron conocerse gracias a un video casero grabado por el hijo del difunto obispo evangélico, que luego fue publicado en la página web de la comunidad «El Arca», una entidad abocada a reducir la brecha que separa a los cristianos.

En el almuerzo también estuvo la viudad de Tony Palmer, que se comprometió a continuar trabajando en la declaración conjunta que su esposo preparaba con el arzobispo anglicano Robert Wise y el Santo Padre. Según informó el portal de noticias Crux, Palmer había propuesto al Papa un documento que expresara que los católicos y los evangélicos están unidos en la misión porque proclaman el mismo evangelio.

«Cada uno de nosotros tenemos en nuestras iglesias excelentes teólogos. Esa es otra manera de caminar juntos también, pero no debemos esperar a que lleguen a un acuerdo. Mientras, debemos caminar juntos, orar juntos y hacer obras de caridad en conjunto», expresó el Papa.