Jorge Capitanich

El Gobierno defendió ayer el proyecto de regulación de las telecomunicaciones, Argentina Digital, destacó las exigencias que tendrán las compañías telefónicas y remarcó que no modifica «en nada» la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró que el proyecto presentado el miércoles pasado busca garantizar «la accesibilidad con calidad equivalente» y denunció que el Grupo Clarín cree tener «una centralidad del universo» y piensa que se hacen las leyes «a favor o en contra de sus intereses».

El proyecto girado al Senado declara como «servicio público, esencial y estratégico» a las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) y, de aprobarse, tendrá un fuerte impacto en el mercado audiovisual, ya que permitirá la denominada «convergencia» o «triple play».

Dirigentes de la oposición cuestionaron el proyecto y aseguraron que favorece a las telefónicas y modifica la Ley de Medios. Por su parte, el director de la Afsca, Martín Sabbatella, subrayó que «es falso que la Ley de Argentina Digital modifique a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual» y dijo que «la nueva norma no la cambia sino que la potenciará».