Soltá un libro, regalá historias

Con gran expectativa y despertando las más variadas reacciones en la gente, se lanzó la campaña “Soltá un libro, regalá historias” en la Plaza 25 de Mayo, en el marco del Festival de la Palabra y las Artes, que organizó la Secretaria de Cultura a lo largo de todo el mes de octubre.

La suelta consistió en dejar libros de autores catamarqueños y del NOA en espacios públicos para que la gente pudiera tomarlos y leerlos, con la idea luego, de volverlos a “liberar” en otros lugares como el banco de una plaza, un cajero automático, una heladería, la mesa de un bar, el mostrador de un local o cualquier otro sitio donde un nuevo participante pudiera recoger el libro y seguir esta cadena que tiene como finalidad promover la lectura en espacios no convencionales.

La sorpresa de la suelta estuvo marcada por la reacción del público que se manifestó en algunos casos con miedo de tomar los libros. Hubo quienes miraron por un rato el libro, aparentemente olvidado sobre el banco o la fuente de la plaza, y recién luego de observar que nadie lo reclamaba se acercaron a tomarlo.

Al abrir el libro la consigna en su interior lo explicaba todo: “Suelta de Libros Catamarca 2014. Una vez leído, por favor, dejá el libro en algún lugar público para que otra persona lo encuentre y se forme una cadena de lectura”;  y así muchos se fueron de la plaza con un libro bajo el brazo.

También hubo gente que se acercó a consultar qué había que hacer con el libro y al enterarse, compartieron entusiasmados la iniciativa, comprometiéndose a continuar la marcha de la suelta. Otras personas querían dejar algo a cambio de llevarse el libro, como retribución a este generoso gesto de regalar lecturas.

La idea -que se desarrolla en muchas ciudades del país y en el mundo- es un proyecto más de los que lleva adelante la Dirección de Bibliotecas y Archivo, conjuntamente con el grupo Alas de Colibrí, para acercar la lectura a todos los catamarqueños.