Fuego Alta Córdoba - fábrica de químicos

Una violenta explosión que se escuchó en las localidades del Gran Córdoba, ocurrió anoche cerca de las 20.40 en una fábrica de pinturas y químicos en el barrio de Alta Córdoba de esta Capital, dejando al menos 52 heridos, cuatro de ellos de gravedad, entre los que se destacan un menor de edad y una mujer de 70 años, que sufrió las peores consecuencias.

Seis de los heridos fueron llevados al Hospital Municipal de Urgencias, entre ellos un bombero. Otro bombero y un policía fueron internados con cierta gravedad en el Policlínico Policial.

Esta madrugada se dio a conocer el primer informe oficial del estado de salud de algunos heridos: “Hay una mujer mayor en estado grave por una problema cardio respiratorio y un joven por un traumatismo encefálico. Después llegó una persona más con un cuadro de hipertensión, producto de los nervios. Y hay un policía y un bombero en el Policlínico Policial, fuera de peligro”, relató el ministro de Salud Francisco Fortuna.

Tras la voladura del depósito se produjo un incendio con importantes llamas y densas columnas de humo, que se podían apreciar a varios kilómetros del lugar.

La firma siniestrada fue identificada como Químicos Rigoni de calle Avellaneda al 2.900, y la onda expansiva produjo voladuras de techos en las casas lindantes y roturas de vidrios y aberturas en tres cuadras a la redonda.

El propio gobernador José Manuel de la Sota llegó al lugar cerca de las 22 y dijo que efectivos policiales de la Guardia de Infantería custodiarán las viviendas dañadas: «Es un cráter enorme. Gracias a Dios los vecinos de al lado no han tenido heridas graves. Y hemos tomado nota de los propietarios de una casa que quedó totalmente destruida. Está todo vallado para que nadie pueda estar allí en situación de riesgo. Hay pozos negros que pueden ceder», aseguró.

Por su parte, el ministro de Salud, Francisco Fortuna confirmó que “está el corredor sanitario dispuesto para cualquier emergencia; los heridos fueron derivados a distintos centros asistenciales y el Hospital Córdoba está a la espera de los pacientes que lo requieran”. Por precaución, la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC) cortó el servicio en la zona.

“La primera medida que adoptamos es preservar la seguridad de las personas y patrimonial, por eso la primera cosa que se hizo es disponer un operativo de seguridad para evitar saqueos o pillajes. No hay problemas de seguridad estructural de las viviendas, según bomberos. Más allá de eso estamos bien”, señaló la fiscal Hebe Flores, que interviene en la causa que se abrió para determinar las responsabilidades del siniestro.

En medio del pánico algunos negocios cercanos a la explosión fueron víctima de robos ya que muchas personas decidieron, por temor, abandonar estos lugares antes de que llegue personal policial. «Hubo saqueos en algunos comercios. La policía actuó y se realizaron tareas preventivas», confirmó el titular de Defensa Civil, Hugo Garrido.

Esta madrugada bomberos y personal de Defensa Civil de la provincia continuaban trabajando en el lugar removiendo escombros y asistiendo a los vecinos, ya que por la explosión quedó un fuerte olor a raíz de la gran cantidad de productos químicos que había en el lugar. Autoridades no se descartan evacuar manzanas aledañas al depósito.