Legislatura senadores de Catamarca

La Cámara alta aprobó y dio media sanción en su 24 sesión ordinaria, a un proyecto a través del cual la provincia de Catamarca adhiere a la Ley Nacional Nº 26.812. La normativa reglamenta la formulación de la historia clínica.

De acuerdo a la ley , a historia clínica deberá asentar la fecha de inicio de su confección, datos identificatorios del paciente y su núcleo familia, del profesional interviene y su especialidad, registros claros y precisos de los actos realizados por los profesionales y auxiliares intervinientes, antecedentes genéticos, fisiológicos y patológicos del paciente, si los hubieren. En el caso de las historias clínicas odontológicas, éstas deben contener registros odontológicos, que permitan la identificación del paciente. En tanto todo acto médico realizado o indicado, sea que se trate de prescripción y suministro de medicamentos, realización de tratamientos, practicas, estudios principales y complementarios afines con el diagnostico presuntivo y en su caso de certeza, constancias de intervención de especialistas, diagnóstico, pronostico, procedimiento, evolución y toda otra actividad inherente, en especial ingreso y altas medicas.

También dispone la confección del registro odontológico, integrante de la Historia Clínica, en el que deben individualizar las piezas dentales del paciente en forma estandarizadas, según el sistema digito dos o binario, conforme al sistema de marcación y colores que establezca la reglamentación.

De acuerdo explicó el senador Luis Figueroa, la Ley no solo normatiza la historia clínica; sino también ejerce su influencia como “estatuto de derechos” de los pacientes en relación al sistema de salud y los profesionales del sistema sanitario.

“El ejercicio de la medicina y de las profesiones sanitarias, tanto en la medicina institucionalizada como en la privada, está basada en la relación médico-paciente de la que se derivan derechos y deberes recíprocos. Dentro del contexto medico leal y deontológico del ejercicio de las profesiones sanitarias, la historia clínica adquiere su máxima dimensión en el mundo jurídico, porque es el documento donde se refleja no solo la práctica médica o acto médico, sino también el cumplimiento de algunos de los principales deberes del personal sanitario respecto al paciente: deberes de asistencia, deberes de informar, etc., convirtiéndose en la prueba documental que evaluar el nivel de la calidad asistencial en circunstancia de reclamaciones a los profesionales sanitarios y/o a las instituciones públicas”, indicó el legislador.