Dante López Rodríguez

Ante la inquietud de los vecinos de “Parque Sur” por la falta de infraestructura básica para la construcción de sus viviendas, el Gobierno provincial puntualizó que cumplió con todos los compromisos asumidos oportunamente para responder a la situación.

El administrador del Instituto Provincial de la Vivienda, Dante López Rodríguez,  explicó que “estos vecinos tienen ya sus terrenos en la zona sur, en el loteo denominado Parque Sur de la Capital, y ya habían llegado a un acuerdo previo con el Gobierno provincial para que habiten en esa zona. El Gobierno se comprometió a brindarles las facilidades para la instalación de luces eléctricas domiciliarias y materiales para construir viviendas del Programa Autoconstrucción, mientras que el municipio de la Capital era el encargado de brindar el acceso a la instalación del agua potable”.

“El Gobierno provincial cumplió con su parte en materia de iluminación, a través de la EC Sapem y entregó los materiales a través de la Sercretaría de la Vivienda, de esta manera cumplió con los vecinos en todos los puntos que se solicitaron al momento de asumir el compromiso que permitió cerrar el acuerdo con las familias. Ahora falta que haga lo propio el municipio de la Capital y es por eso que le pedimos al intendente que cumpla con lo que prometió”, agregó.

También destacó “parecido es el caso de los lotes otorgados en el Norte, en donde el municipio vendió los lotes sin contar con los servicios obligatorios requeridos por la propia ordenanza de la Municipalidad. Los lotes deben tener aprobada la infraestructura correspondiente en materia de luz, agua y cloacas”.

“Cuando el IPV inicia un proyecto de obra de construcción de un barrio, lo primero que revisa son las factibilidades y los requisitos que prevén las normas para comenzar a construir este tipo de trabajos” concluyó.

López Rodríguez recordó por último que el IPV cuenta con servicio de seguridad y trabaja mancomunadamente con la Policía de la Provincia para la prevención de delitos en contra de la propiedad privada, y cada empresa constructora cuenta con serenos y seguridad privada para la custodia de las viviendas en construcción.