Sebastián Heiland

El boxeador ucraniano Vladimir Klitschko y el argentino Sebastián Heiland dejaron anoche dos KO para el recuerdo en sus combates contra Kubrat Pulev y Matthew Maclin, respectivamente.
Klitschko venció por nocaut en el quinto asalto al previamente invicto Pulev y retuvo su título de peso completo. El ucraniano envió a la lona al búlgaro al conectarle un tremendo golpe en la mandíbula, lo que no dejó otra opción al referí Tony Weeks más que finalizar el combate cuando habían transcurrido 2 minutos y 11 segundos del asalto.
Klitschko, más alto y con mayor alcance que su retador, dominó la pelea desde el comienzo y había derribado a Pulev dos veces en el primer asalto y una vez más en el tercero, en el que el aspirante terminó con un corte en el ojo izquierdo.

 

El campeón mundial de la FIB logró su victoria 54 por nocaut en 63 triunfos y sólo ha sido derrotado en tres ocasiones. La marca de Pulev, en tanto, quedó en 20-1. Klitschko defendió por 26ta ocasión sus títulos de la AMB, FIB, así como de la OMB y OIB, organizaciones de menor jerarquía.
El rionegrino Sebastián Heiland logró hoy la mejor victoria de su campaña al noquear al inglés Matthew Macklin en Dublin en el décimo round para ponerse a las puertas de una oportunidad mundialista.
El «Gauchito de Pigüé» retuvo además en el escenario del Arena de Dublin, en la capital de República de Irlanda, el título Internacional mediano CMB.
En el decisivo décimo asalto, tras un ataque constante que incluyó como prólogo un zurdazo en el rostro, el campeón combinó un derechazo perfecto que estalló en la barbilla del británico, quien quedó desparramado sobre las sogas.
Más allá del elocuente desenlace, Heiland venía imponiéndose en el combate como consecuencia de un ataque sin pausas, porque en el plan trazado tuvieron atinadamente en cuenta que el inglés disponía de una mejor técnica y mayor roce internacional, a tal punto que incluía entre sus antecedentes una derrota frente al quilmeño Sergio Martínez, en el Madison Square Garden, en Nueva York, en 2012.
El patagónico también tenía muy claro que debía evitar llegar ajustado en la tarjetas, para no quedar expuesto a un fallo localista. Ni cuando Macklin se valió de alguna réplica precisa el rionegrino cedió en su diagrama, al que se aferró como si se tratara de una alumno disciplinado.
Heiland había declarado en los días previos a este examen que llegaba impecablemente preparado tanto en el aspecto físico como mental y sobre el cuadrilátero lo ratificó en los hechos.
El oriundo de Cipolletti, a los 27 años, y en la etapa más eficaz de su trayectoria, pasó a tener un récord compuesto por 25 triunfos, 13 de ellos expeditivos, cuatro reveses y dos empates. Por su parte, el nacido en Birmingham, a los 32, quedó con un palmarés conformado por 31 victorias, 20 de ellas terminantes, y seis derrotas.

Quienes manejan la carrera de Heiland anunciaron que este combate en Dublin fue eliminatorio para un enfrentamiento por el título mundial mediano CMB que posee el boricua Miguel Cotto, quien viene de dejar sin corona a Sergio «Maravilla» Martínez.