viviendas

*Durante su visita al departamento, la Gobernadora de la Provincia, entregara llaves y certificaciones de los nuevos hogares totalmente gratuitos a las familias beneficiarias este miércoles 19 por la mañana. Las obras, que devuelven derechos negados por años, fueron ejecutadas por la Secretaría de Vivienda y Desarrollo Urbano, conducida por Octavio Gutiérrez.

A más de 300 de la capital, Catamarca también crece. Con la firme decisión de equilibrar el mapa de la provincia de Catamarca, y en un acto de amor hacia todos, sin distinciones, gobierno que conduce Lucía Corpacci brindará su  derecho a una vivienda digna a más de 20 familias santamarianas, este miércoles 19 en horas de la mañana.

Durante el importante evento, las familias beneficiarias recibirán las carpetas con certificaciones de propiedad y las llaves de sus nuevos hogares, cuya dirección y ejecución estuvo a cargo del equipo que conduce Octavio Gutiérrez, titular de la Secretaría de Vivienda y Desarrollo Urbano.

Así, y respetando como estrategia el privilegio de las inversiones en toda la amplitud del territorio para el desarrollo de los pueblos y el aprovechamiento de nuestros recursos, se ejecutan por primera vez en la historia de Catamarca cerca de 1000 viviendas rurales distribuidas a lo largo y ancho de toda la provincia, todas a cargo de la Secretaría a cargo de Gutiérrez.

Con características diferenciadas a las viviendas urbanas, las nuevas tipologías de viviendas rurales que se edifican en cada uno de los departamentos de la provincia poseen ambientes de mayor superficie, respetando siempre la idiosincrasia de sus moradores.

Una nueva tipología
Así, el programa que ejecuta las viviendas rurales denominado a nivel provincial como “Mi origen, Mi lugar”, tiene como objetivo preservar a los habitantes de la Catamarca profunda, brindándoles una mejor calidad de vida y evitando así el desarraigo y la migración de la juventud hacia las urbes, como una manera de resguardar la cultura ancestral propia de cada comunidad.

En este sentido, la nueva tipología de viviendas rurales, diseñadas especialmente por la presente gestión, cuenta con una dimensión de más de 80 metros cuadrados y 2 dormitorios, cocina con bacha instalada, amplio comedor con fogón, baño totalmente instalado, lavadero exterior con termotanque instalado, muros estabilizados con cemento, y/o ladrillo visto, estructuras sismorresistentes de hormigón armado, techo con estructuras de madera, cielo raso de madera y chapa, pisos cerámicos, carpintería de madera, finas
terminaciones de revoques internos y pintura látex además de dos ingresos con pergolados exteriores.