Julio Cabur

El interventor de la Obra Social de los Empleados Públicos (OSEP) se mostró «sorprendido”  por la decisión de la Federación de Clínicas y Sanatorios (FECLISA) de suspender el servicio a los afiliados de la obra social si no se paga la deuda.
«Realmente me sorprende que se hable de deuda cuando estamos pagando al día”, manifestó Cabur al tiempo que aclaró que son las clínicas y sanatorios los que demoran  la presentación de la facturación.
Por otra parte, descartó la posibilidad de la OSEP de otorgar un incremento a FECLISA. «No hay aumento si no hay aumento de ingresos”, finalizó.