catolicismo - catolicos

“El continente de la esperanza”, según san Juan Pablo II– alberga a más de 425 millones de católicos, casi 40 por ciento del total de la población católica mundial.  Además, la Iglesia católica universal ahora tiene un papa latinoamericano por primera vez en su historia: el Papa Francisco.

Todo haría suponer una primavera de la fe católica en la región.  Sin embargo, la identificación con el catolicismo ha disminuido en todos los países latinoamericanos, de acuerdo con una importante encuesta de Pew Research Center (PRC) que analiza la afiliación, las creencias y las prácticas religiosas en América Latina y el Caribe (en 18 países y en un territorio de Estados Unidos, como lo es Puerto Rico).

La encuesta del PRC también explora la visión y la opinión de los latinoamericanos sobre una amplia gama de tópicos incluidos el apoyo al matrimonio de personas del mismo sexo, aborto legal, moralidad del divorcio y las mejores prácticas para ayudar a los pobres.

La encuesta arrojó una sorprendente cantidad de datos que pueden ser resumidos en siete puntos fundamentales:

1.  América Latina permanece siendo básicamente católica, pero la población católica ha declinado sustancialmente en lo que respecta al total de la población en la región.  Tan cerca como en 1970, los católicos comprendían 90 por ciento de la población total del área; en 2014 apenas llegan a 69 por ciento.

2.  La pérdida de católicos significa ganancia de las iglesias protestantes, así como la categoría de personas que no se identifican con ninguna religión.  En toda la región, 19 por ciento de la población se manifiesta como protestante y 8 por ciento sin afiliación religiosa.  La mayor parte de los protestantes son miembros de denominaciones pentecostales.

3. La encuesta del PRC se pregunta por qué los latinoamericanos están cambiando al protestantismo.  Encontró que los protestantes que provienen del catolicismo, muy frecuentemente aducen que “querían tener una experiencia personal con Dios”.  Otra razón es el estilo de liturgia en su nueva religión y el deseo de un mayor énfasis en la moralidad.

4.  En América Latina los protestantes están más comprometidos que los católicos en la práctica religiosa.  Usualmente, los protestantes son quienes más se oponen a la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo y la legalización del aborto.  También son los protestantes los que mayormente aseguran que las esposas siempre deben obedecer a sus maridos.

5. Muchos de los hallazgos acerca de las tendencias religiosas en América Latina tienen su espejo entre los hispanos que residen en Estados Unidos.  Los protestantes hispanos en Estados Unidos llegan ya al 22 por ciento, muy cercano al porcentaje en América Latina, que es de 19 por ciento.  Sin embargo, el porcentaje de personas sin afiliación religiosa entre los hispanos en más del doble entre los latinoamericanos (18 por ciento contra 8 por ciento).

6. El Papa Francisco es muy popular entre los católicos de América Latina, especialmente en su país natal, Argentina, donde 98 por ciento de los católicos del país austral tiene una opinión favorable sobre él.  La mayoría de los católicos de toda la región opinan que la elección de Francisco es un cambio “mayor” para la Iglesia.

7.  De toda América Latina, los centroamericanos, y más específicamente Honduras, Nicaragua, Guatemala y El Salvador, son los más comprometidos con su religión y los más conservadores.  Por contraste, los países del Cono Sur, como Argentina, Chile y Uruguay, son los más secularizados, con niveles relativamente bajos de compromiso religioso.