UNCa.

Un grupo de estudiantes que cursan sus carreras en la Facultad de Tecnología y Ciencias Aplicadas de la Universidad Nacional de Catamarca [UNCa.] presentaron una solución inteligente para el control de la iluminación vial, pensado para ahorrar energía y contribuir a la seguridad vial. La propuesta la hicieron durante el reciente Rally latinoamericano de Innovación, que tuvo como sede a la casa de altos estudios.

“El desafío sobre el que trabajamos lo denominamos Iluminium Control, con el que se propuso una solución inteligente para el control de la iluminación vial. El sistema se pensó para contribuir al ahorro de energía y a la seguridad vial, incluía varias tecnologías entre las que se destacaban la electrónica y la de software. Luego de un minucioso análisis de todos los desafíos propuestos en el Rally, el tema elegido fue el que generó más ideas e interés entre todos los integrantes”, relata Oscar Arias, uno de los integrantes del equipo.

Era la primera vez que se organizaba una competencia de esta envergadura y no querían desaprovecharla. “Nos movilizó la curiosidad y el entusiasmo de conocer y vivir la experiencia”, suscribe.

Cuenta que comenzaron “con muchas ideas, y de todas ellas -que fueron de las más variadas temáticas- nos quedamos con aquella que consideramos más innovadora y factible de realizar. Una vez establecida la idea nos abocamos a desarrollar y plasmar su presentación y demostración, que consistía en el desarrollo de un modelo Canvas, un modelo de negocio que describe la lógica de cómo una organización crea, entrega, y captura valor -en este caso de una idea-, y la creación de un video de entre dos y tres minutos de duración”.

“Hemos considerado que la propuesta que hicimos es de aplicación en nuestra comunidad, y creíamos que con ella podíamos contribuir a optimizar el servicio energético, colaborar en la prevención de los accidentes viales y aportar al combate de la inseguridad”, amplió.

A su juicio el Rally Latinoamericano, al margen que la idea que presentaron no haya logrado uno de los dos premios otorgados, les dejó una “enriquecedora y valiosa experiencia”, con la aplicación de una metodología de trabajo que los motivó a “sacar lo mejor de nosotros en tan solo treinta horas seguidas, trabajando en equipo y adaptándonos a las circunstancias a partir de nuestras propias exigencias”.

Enfatizó que con eventos de esta naturaleza “no solamente adquirimos gimnasia y experiencia para la competencia, sino que lo más importante es que despierta en nosotros el espíritu innovador y genera las condiciones para que manifestemos nuestra capacidad para crear, imaginar, inventar y diseñar; comprobamos que con esfuerzo, organización y trabajo en equipo se pueden llevar a cabo y cumplir los objetivos que nos propongamos”.

Luego de narrar las vivencias, el clima de compañerismo, el ambiente de cordialidad y armonía y destacar la contención, el acompañamiento y respaldo que recibieron de las autoridades, directivos, docentes y no docentes de la Facultad de Tecnología y Ciencias Aplicadas de la UNCa., afirmó que la participación resultó “interesante, útil, novedoso y atractivo”, por lo que para el próximo Rally de Innovación alentó a que sumen “más estudiantes, docentes y público en general, entendiendo que los enfoques interdisciplinarios permite que las ideas sean más creativas cuando se analizan desde diferentes puntos de vista”.

Asimismo, opinó que a nivel local “debería instrumentarse un evento de similares características, ya que el Rally nos demostró que estamos a la altura de cualquier Universidad de Latinoamérica”.

Consultado, finalmente, respecto a la mirada que tienen los jóvenes sobre la innovación tecnológica y el emprendedurismo, sostuvo que “vivimos en una era de constante innovación tecnológica, esta modifica constantemente la forma en que vivimos, nos educamos, trabajamos, trasladamos y comunicamos; estableció una nueva cultura, es esa cultura la que nos lleva a pensar que sin los recursos que la tecnología nos ofrece no podríamos vivir. En parte ese pensamiento es una realidad, la sociedad depende, para su desarrollo, directamente de la tecnología”.

El equipo de trabajo estuvo integrado por Ada Escalante y Alan Gonzalo Alcos Dueñas [Ingeniería en Electrónica], Iván Sánchez [Ingeniería en Minas] y Oscar Arias [Licenciatura en Tecnología Educativa, cumpliendo también funciones de no docente de la UNCa.].