ATECa-1

Luego de una extensa reunión de secretarios generales de las seccionales de ATECA, de toda la provincia, que se realizó ayer en esta ciudad, se resolvió levantar las medidas de fuerza y concurrir a la última audiencia de Conciliación Obligatoria que será el próximo miércoles.
Jorge Molas, secretario Adjunto del gremio, informó que se decidió ingresar en el último tramo de la instancia de diálogo para resolver el problema del sector, con la posibilidad de que la conciliación se extienda 5 días más.
Ante este nuevo panorama que abre una instancia de acercamiento entre el Gobierno y el gremio que hasta aquí se había negado a acatar la conciliación obligatoria dictada por la Dirección de Inspección Laboral (DIL), se decidió suspender el paro que se venía cumpliendo de manera dispar en las últimas semanas.
Molas recordó que hubo algunos contactos con Casa de Gobierno y sostuvo que «lo importante es que hay voluntad de ambas partes de solucionar el problema. De todos modos esperamos que el Gobierno vaya con una nueva propuesta, nosotros como gremio vamos a mantener nuestro reclamo que gira fundamentalmente en lo salarial”.
El secretario Adjunto adelantó que durante la audiencia de conciliación se planteará el pedido de no descuento a los docentes que adhirieron a las medidas de fuerza; se pedirá además que se deje sin efecto la multa de más de $7 millones impuesta al gremio por no acatar a la Conciliación, y solicitarán que no se aplique ningún tipo de sanción tanto al gremio como a los docentes.
El viernes se habían reunido los integrantes de la mesa ejecutiva con los delegados de las seccionales Norte y Sur de la Capital, donde se les informó sobre los contactos telefónicos que mantuvieron con funcionarios del Gobierno, pero no se dijo nada del contenido del diálogo a la prensa.
Casi al finalizar la semana, la Dirección de Recursos Humanos del Ministerio de Educación envió a las escuelas un radiograma por la red policial a cada uno de los directores de las escuelas, pidiendo la nómina de los docentes adheridos al paro que determinó la ATECA.
El radiograma, con la firma de la directora de Recursos Humanos, Belkys Vera Sarmiento, advertía que la medida de fuerza «en violación de la normativa vigente, dará lugar al descuento de haberes por los días no trabajados durante la instancia de conciliación obligatoria, y la aplicación a su caso de los artículos 91º y 94º, y concordantes, del decreto acuerdo Nº1875/94», que se refiere a las sanciones por «ausencias injustificadas», de los docentes de la provincia.
El plan de lucha se extendió durante 15 días
ATECA inició el plan de lucha hace tres semanas en reclamo de una recomposición salarial de emergencia de 1.000 pesos desde octubre y un bono de 2.000 pesos para diciembre. Junto con eso, exigían mayor celeridad en las reuniones de mesa paritaria para finalizar hasta noviembre con la actualización del Estatuto del Docente, manteniendo las «zonas” escolares actuales; que se incluya en la «zona” a las escuelas secundarias rurales creadas hace poco, la puesta en vigencia «urgente” del nuevo Régimen de Licencias acordado en paritarias, la convocatoria a elecciones de autoridades del co-gobierno escolar, pago de haberes adeudados, mayor celeridad a la liquidación de haberes de docentes que ingresan al sistema y actualización del salario familiar.
Durante tres semanas ATECA mantuvo el plan de lucha con un importante acatamiento en las escuelas, especialmente en el interior de la provincia donde alcanzó casi el 100 por ciento de adhesión, pero por temor a los descuentos en los últimos días varios maestros volvieron a las aulas.