Racing - River

Racing ganó una final. A la Academia no le importó que enfrente estuvieran los suplentes de River que llegaba como puntero del campeonato. El equipo de Diego Cocca mostró muchísima personalidad y a dos fechas del final quedó como único puntero. La Academia tiene dos puntos más que el equipo de Marcelo Gallardo y que Lanús. Ahora depende de sí mismo para volver a ser campeón, algo que no consigue desde 2001.

Con la cabeza puesta en la revancha ante Boca el próximo jueves, River, puntero durante casi todo el torneo, eligió salir a la cancha con suplentes. Muchos juveniles no pudieron contra la experiencia de este Racing que salió convencido en llevarse el triunfo. El gol lo encontró con un poco de fortuna: Ramiro Funes Mori hizo el tanto en contra.

 El dato. Racing sacó 19 puntos de los últimos 21 que disputó. River, en cambio, sumó dos unidades de las últimas 12 en juego.

Ahora Racing depende de sí mismo para volver a ser campeón. Le quedan dos partidos: Rosario Central y Godoy Cruz, el primero en Rosario y definirá en Avellaneda. River y Lanús dependerán de lo que pase con la Academia para alimentar su ilusión. El equipo de Gallardo es, de los tres, el que menos puntos sumó estas fechas: dos de los últimos doce (empates contra Vélez y Olimpo, derrotas ante Estudiantes y Racing).

La Academia se sostuvo por su columna vertebral: Saja salvó la más clara de River en el inicio del partido, contra Solari, Videla fue el motor del equipo y Diego Milito el distinto. El capitán se retiró emocionado del Cilindro, al borde de las lágrimas: «Racing es mi vida», dijo cuando finalizó el partido.

Con seis puntos en juego Racing está muy cerca de conseguir un nuevo título, algo que no logra desde 2001.