Brizuela del Moral

El director de Planes de Seguridad de la Provincia, Agustín Herrera, respondió con dureza al diputado Eduardo Brizuela del Moral, quien públicamente cuestionó la ausencia de Catamarca en la reunión nacional del Consejo de Seguridad Interior.

La reacción de Herrera surge porque precisamente él representó a Catamarca en este organismo, de modo que interpretó como una grave muestra de desinformación el malintencionado comentario de Brizuela, quien señaló la supuesta ausencia como una señal de desinterés oficial por la seguridad.

La participación de Herrera como representante catamarqueño en el Consejo de Seguridad Interior, además de ser un hecho de público conocimiento, se encuentra plenamente documentada, y fue incluso reflejada en artículos periodísticos publicados en Catamarca y otros puntos del país con sus correspondientes fotografías.

En ese encuentro, Catamarca adhirió al Programa Federal de Fortalecimiento de Áreas de Seguridad y Salud, a través del cual Nación compró 1000 vehículos y 500 camionetas que serán destinadas a 18 provincias.

El acceso a la licitación de chalecos, armas y municiones a través de la Dirección de Fabricaciones Militares y los acuerdos de intercomunicación con Interpol fueron otros de los trascendentes puntos abordados en el Consejo; situación que Brizuela del Moral ignoró deliberadamente o desconoce, ya que optó por difamar al Gobierno provincial diciendo que Catamarca no asistió.

Hererra, que además de participar mantuvo reuniones con el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, optó por la ironía al opinar que “Brizuela del Moral tiene amnesia” y por esa razón formuló tan incoherentes declaraciones.

En su fuerte réplica, el funcionario señaló que “ya que es interesante recordar, podemos repasar qué hizo el Frente Cívico en materia de seguridad durante los 20 años que gobernó la provincia, como por ejemplo poner el área en manos de militares vinculados a la dictadura genocida como Rampulla y Rafael Cazaux”.

Herrera se refirió así al caso del Subsecretario de Seguridad Sebastián Rampulla, quien fue designado en el cargo y rápidamente obligado a renunciar, cuando una denuncia de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, detectó que el funcionario del Frente Cívico y Social era el conocido Capitán Rampulla, quien figura en el libro de la CONADEP Nunca Más.

En 1976, Rampulla era capitán del Grupo de Artillería 7 del Regimiento de la Liguria. Ocupaba el puesto de S2, sigla que en la jerga castrense significaba Oficial de Inteligencia, vinculado en esa época nefasta del país a las tareas de contrainsurgencia. En esa función, Rampulla participó del operativo de Margarita Belén, en el que fueron torturados y fusilados de 22 presos políticos.

Pero Herrera fue más allá, y dijo también que Brizuela del Moral, antes de hablar tan livianamente, podría por ejemplo explicar “las matanzas en las Alcaidías de mayores y menores, que terminaron con la vida de 17 personas durante la gestión del Frente Cívico”, o quizás pueda “responder por las decenas de homicidios que conmocionaron a la comunidad catamarqueña durante su gobierno”.

“Es bueno que se debata sobre Seguridad, y desde ya espero que Brizuela del Moral se siente a debatir lo que hizo el Frente Cívico en 20 años y lo que hizo el actual Gobierno en tres años por la seguridad de los catamarqueños”, concluyó.