Fabián Herrera, director de Gestión Privada de la provincia

Los colegios privados de la provincia deberán presentar antes de fin de año un informe con las mejoras realizadas en los establecimientos y un plan de obra que deberá realizarse durante el receso. El cumplimiento de los trabajos edilicios será exigible para el inicio del ciclo lectivo 2015.

Las obras que se solicitarán a los propietarios de los colegios son aquellas que garantizan la seguridad de los alumnos.

Fabián Herrera, director de Gestión Privada de la provincia, señaló en diálogo con El Esquiú.com los requerimientos que se elevarán en el transcurso de la semana a los representantes de los colegios privados. Al respecto dijo: “Lo que tenemos previsto desde la dirección a modo de informe es que los colegios nos presenten los distintos puntos que se solicitaron en la circular de este año. Vamos a pedir la actualización, porque hay instituciones que en su momento nos han informado sobre obras que se encontraban en ejecución, como por ejemplo el recambio de vidrios comunes por vidrios laminados, y nos informaban que se hacía por etapas y sectores”.

A su vez, Herrera aseguró: “Lo que vamos a solicitar ahora es la planificación y detalle de la intervención prevista y las obras que se van a ejecutar durante el receso para garantizar y optimizar las condiciones, ello previo al inicio del ciclo lectivo del año próximo”.
Condiciones exigidas

En cuanto a los trabajos específicos que se pedirán, Herrera explicó que obedece a “todo lo que tiene que ver con las medidas de seguridad, accesos, vías de circulación, señalización de las salidas, que no se presenten obstáculos en el ingreso y egreso tanto de pasillos como en escaleras y cartelería en zonas de evacuación ante un eventual sismo”.
En cuanto a las conexiones eléctricas, “se va a pedir que se cumpla con las condiciones que exige el área de Infraestructura Escolar, sobre todo en los niveles inicial y primario; por supuesto, también en el superior”.
“La altura de los tomacorrientes es fundamental para la seguridad de los chicos”, especificó el funcionario.
En los próximos días, Herrera solicitará a las autoridades municipales una reunión para articular las acciones a llevar a cabo sobre las condiciones de habilitación de los establecimientos educativos.
Retiro de ventiladores

La totalidad de los colegios ha sido intimada sobre el retiro y recambio obligatorio de ventiladores de techo. En cuanto al cumplimiento de la disposición, el funcionario dijo: “Ya la mayoría había empezado a hacerlo y algunos lo estaban cumplimentando en etapas. Se pidió que la instalación cumpla con los detalles de seguridad exigidos por ordenanza”.
Plan de evacuación

Entre las exigencias que deberán cumplimentar los colegios para el próximo ciclo lectivo se encuentra contar con un plan de evacuación propio y una serie de simulacros.
La dirección de Gestión Privada solicitó a las autoridades escolares que el diseño y planificación de los planes sean realizados por un profesional de la materia. De esta manera, se busca garantizar la efectividad de las acciones.

“Sólo 30 alumnos por curso”

La dirección de Gestión Privada emitió una resolución ministerial en la que establece el máximo de 30 alumnos por curso en los niveles primario y secundario. El responsable del área aseguró que los colegios deberán ajustarse a la normativa.

El organismo advirtió que en salas del nivel inicial de diversos colegios la matrícula exigía la cantidad de asistentes permitida. Al respecto, Herrera comentó: “Hemos tenido colegios que han estado sobre los 25 o 30 alumnos inscriptos en salitas. Lógicamente este año, por anticipado, hemos insistido para que en el ciclo 2015 regularicen la cantidad de alumnos en las salitas”.

Por último, el director manifestó: “Todos los colegios han sido notificados para que vayan regularizando y ajustando el número de matrícula de 30 por curso. El objetivo que tienen los colegios es comenzar este año en los primeros años. Puede haber casos excepcionales de ese número en los sextos años, por eso de algún modo para garantizar se puede comprender”.
El objetivo propuesto por Educación consiste en “que ya no haya la cantidad que había antes: no había límites, había casos de hasta 42 alumnos; eso se está corrigiendo paulatinamente”.