Patria
El administrador de VN, José Marcelo Patria, visitó Tinogasta
En la realización de la nueva traza de la ruta nacional 60, destinada al tránsito pesado, quedó en evidencia la falta de coordinación entre entes públicos nacionales y provinciales en relación con la política de crecimiento y puesta en función del Paso San Francisco. A pesar de los esfuerzos para construir la Zona Primaria Aduanera (ZPA), quedará fuera del trazado, a unos 5 kilómetros. Para conectar la ruta con la ZPA la opción será crear un camino alternativo, pero deberán atravesar las comunidades de El Retiro y parte de Villa San Roque.
El primer convenio para la construcción de la ZPA se concretó en 2009. En 2013, el Gobierno de Catamarca lo reafirmó, pero Nación no avanzó en la transferencia de $8,5 millones, porque aún restaba la autorización de la Legislatura Provincial sobre la cesión del inmueble.
Sin embargo, en 2012 Vialidad Nacional (VN) comunicó a Coordinación Regional sobre la realización de la obra de la RN 60 y advirtió que el predio de la Aduana quedaba alejado de la nueva traza y sugirió un nuevo emplazamiento sobre la nueva traza para la operación segura de los vehículos de transporte de carga, o la construcción de una vía de acceso exclusiva al predio actual considerando la afectación de terrenos a tal fin.
El administrador de VN, José Marcelo Patria, visitó Tinogasta y mencionó «la poco conveniente ubicación de la ZPA, que quedará por fuera de la variante que se construye”. «Advertimos por escrito, les ofrecimos la obra de seguridad vial, que es parte del costo de esa ZPA, y advertimos que para poder darles la autorización para ingresar y egresar vehículos de gran porte deberían construir una obra de seguridad, que nos ofrecimos a diseñar, o en su defecto construir un derivador de tránsito. No fuimos escuchados y nos están trasladando una responsabilidad que no tenemos”, subrayó.
Al respecto, se supo que no existiría intención de cambiar el predio de lugar porque no cuentan con disponibilidad de otros terrenos. El desafío será generar la mejor disposición de seguridad para que los vehículos pasen por la ZPA y vuelvan al derivador. «Cinco kilómetros no hacen la diferencia, existen otros pasos en Argentina donde se debe recorrer mucho más y en terrenos con dificultades para hacer aduana”, comentó una fuente aduanera.
Patria explicó que con la traza actual no habría problemas de transitabilidad desde La Aguadita hasta la ZPA, aunque «lo ideal sería que no esté ahí sino dentro de la nueva traza, porque son vehículos grandes y lentos. Tendrán que evaluar si conviene hacer 5 kilómetros de acceso o cambiar el emplazamiento de la ZPA”, sostuvo.