Gustavo-Saadi

El ministro de Gobierno y Justicia, Gustavo Saadi, consideró que los diputados nacionales Eduardo Brizuela del Moral y Miriam Juárez adoptaron “una posición peligrosa”, al no respaldar la investigación a las multimillonarias evasiones fiscales denunciadas por la AFIP.

“Realmente no se entiende la razón para oponerse a una investigación, cuando lo que se busca es dilucidar quiénes y cómo meten la mano en el bolsillo del pueblo argentino”, respondió el ministro ante una consulta periodística.

Saadi indicó que “puede aceptarse en determinadas cuestiones menores que se llegue a votar por simple alineamiento partidario, pero hay hechos que están por encima de cualquier rencilla política y merecen tomarse con la mayor seriedad”.

“Me parece que adoptaron una posición peligrosa porque están dándole la espalda a la investigación de un hecho que merecen conocer todos los argentinos”, agregó el jefe de la cartera política del Gobierno provincial, para preguntarse luego “qué intereses protegen estos legisladores para oponerse a una investigación”.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) presentó recientemente ante la justicia una denuncia contra empresas y personas físicas de Argentina que abrieron cuentas bancarias en Suiza sin ser declaradas ante el fisco, y que habrían sido concretadas a través de una serie de plataformas ilegales. Detrás de esa operación, se facilitó la evasión impositiva por un valor de al menos U$S 3000 millones divididos entre 4040 clientes, 300 de los cuales aún no fueron identificados. Entre los involucrados en el presunto delito habría empresas del agro, petroleras, distribuidoras eléctricas, medios de comunicación, fundaciones, políticos representantes de laboratorios, y bancos, entre ellos el HSBC.

Los datos que maneja AFIP surgen de dos fuentes: el cruzamiento de datos con Francia, en el marco del convenio bilateral contra la doble imposición y la evasión, que está vigente desde 1980 y fue modificado en 2007; y la renombrada «Lista de Falciani». Nacido en Mónaco y con ciudadanía ítalo-francesa, Hervé Falciani es un ingeniero en sistemas que trabajó para el banco HSBC en Suiza. En 2008 fue detenido luego de reconocer que el HSBC fomentaba el fraude fiscal por medio de un sistema cerrado. También se lo culpó de haber intentado vender la información confidencial. Luego de salir en libertad, se fugó a Francia y empezó a colaborar con la justicia en carácter de arrepentido. Suiza dictó orden de captura internacional, volvió a quedar preso en España y fue liberado en forma definitiva en 2013. En mayo de este año, Echegaray se reunió con Falciani en Lyon, Francia, donde el arrepentido le confesó que dentro de su listado, había argentinos. En aquel entonces, Falciani se ofreció a entregar la lista pero AFIP pidió formalizar la entrega vía el acuerdo gubernamental con Francia.

Gustavo Saadi explicó que “ante la gravedad de la denuncia, desde el Congreso de la Nación se impulsó una profunda investigación, y para llevarla adelante se propuso conformar una Comisión Bicameral”.

“La mayoría de las fuerzas parlamentarias han expresado su apoyo a la creación de este cuerpo, que procurará establecer con precisión los alcances, mecanismos y responsables de la fuga de divisas; sin embargo, en la votación realizada en la Cámara de Diputados nos dimos con la sorpresa de que dos legisladores catamarqueños no acompañaron este trabajo”, observó Saadi.

El ministro se refirió concretamente a “Eduardo Brizuela del Moral, que se abstuvo, y a Miriam Juárez, que votó en contra”, postura que consideró “definitivamente contraria a los intereses nacionales”.

De todas formas el proyecto de creación de la Bicameral avanzó (el Senado que lo debatirá el 17 de diciembre y si es aprobado la fecha probable de promulgación es el 18 de diciembre) y se estima que los cinco senadores y cinco diputados que la integrarán tendrán 90 días para realizar su tarea. Enero es mes de receso en el Congreso pero ello no impedirá el trabajo de los legisladores ya que los presidentes de ambas cámaras tendrán que habilitar personal y oficinas para que la comisión realice la tarea.

“La Comisión tiene como objetivo determinar las modalidades de un esquema implementado para facilitar la apertura de cuentas bancarias en el extranjero y si en su administración se encubre su existencia con la finalidad de promover la evasión de impuestos de dichos agentes y la salida de los capitales producidos por ese comportamiento», detalló Saadi.

En ese marco los legisladores deberán identificar a los agentes económicos involucrados en estas maniobras de fuga de divisas y delinear la posible existencia de un comportamiento sistémico en el seno del mercado bancario y financiero que opera en la Argentina.

“Sin entrar en juicios de valor sobre las supuestas maniobras y sus responsables, lo que el Congreso quiere es investigar, y ningún legislador debería estar en contra de una acción que tiende a defender los intereses nacionales”, concluyó Saadi.