Misa Criolla en la Basílica de San Pedro

El Papa Francisco presidirá el próximo 12 de diciembre una «Misa Criolla” en la Basílica de San Pedro, en el Vaticano, para recordar los 50 años de la obra del músico argentino inspirada en la piedad de dos monjas que socorrían prisioneros de un campo de concentración nazi.

El evento ha sido presentado este miércoles 10 de diciembre en la sede de Radio Vaticana ante la presencia de las autoridades del Consulado de Argentina en Roma y la Santa Sede.

“Es un evento especial porque además de ser un homenaje a la Virgen Morena, patrona de América Latina, será también una ceremonia presidida por el primer Papa de origen latinoamericano, después de dos mil años de historia de la Iglesia” afirmó el profesor Guzmán Carriquiry Lecour, secretario encargado de la vice-presidencia de la Comisión Pontificia para América Latina en la conferencia de presentación.

“La misa no va a ser un concierto, será una celebración litúrgica acompañada con música del folklore argentino”, sostuvo Carriquiry.

Asimismo la cantante Patricia Sosa, amiga del Papa Francisco, confirmó la “gran emoción” que le invade por participar en el evento conmemorativo de la primera “misa criolla” celebrada en 1964 y ejecutada por el compositor argentino Ariel Ramírez (1921- 2010).

“Ariel era como un prócer de la patria. La fineza de su música salía de su corazón…es una melodía que llega al espíritu, y no es solamente música”, sostuvo la cantante argentina.

Este miércoles, el Papa Francisco ha recibido en audiencia privada a los productores de la obra. “El Papa Francisco me miró fijo a los ojos y me dijo: Tú papá era un grande, pero también era un místico”, recordó Facundo Ramírez, primogénito de Ariel Ramirez, reconstruyendo el momento de la audiencia.

“Sabiendo que el Papa Francisco ama la misa criolla, la presidente de la nación me encomendó la tarea de producir este acto”, confirmó la ministra de la cultura de Argentina, Teresa Parodi.

La ministra Parodi recordó la importancia de la obra del maestro Ariel Ramirez. “Tocó la fibra maravillosa de la cultura popular y la combinó con el sentido religioso del pueblo”.

La “Misa Criolla” con sus resonancias latinoamericanas y la amalgama de la liturgia eclesial, se presentará por segunda vez en la Basílica de San Pedro.

El Papa Benedicto XVI había ya acogido la celebración en diciembre de 2011 en ocasión del bicentenario de la independencia latinoamericana y en la solemnidad de la fiesta de la Virgen de Guadalupe, patrona de América.

Después de la ceremonia, Benedicto XVI, mientras se quitaba los vestidos litúrgicos, detrás del altar de la Basílica vaticana, expresó al maestro de ceremonias “su grata impresión por la expresividad religiosa de la Misa Criolla”, sostuvo Carriquiry durante la conferencia de prensa en Roma.

Asimismo, en marzo de 1967, Ariel Ramirez visitó a Pablo VI en Roma y le entregó una copia de su trabajo. Es decir, que no es la primera vez que la Misa Criolla desembarca en Roma.

El padre Federico Lombardi, director de la Oficina de Información de la Santa Sede, recordó otra anécdota de hace 50 años, cuando era un estudiante jesuita y sus compañeros argentinos le hicieron conocer la obra del maestro Ramirez.

Una curiosidad es que la misa celebrada en la Basílica de San Pedro será un momento de encuentro y fraternidad de fronteras abiertas y no solamente argentina.

“La devoción de la Virgen de Guadalupe ha llegado hasta Filipinas. La misa criolla contará con la participación de mil filipinos que quieren saludar a Francisco antes de su viaje por esas tierras en enero”, contó el secretario encargado de la vice-presidencia de la Comisión Pontificia para América Latina.

El Kyrie, el Gloria, el Sanctus y el Agnus Dei han sido propuestos por el maestro Ramírez en la obra dedicada a dos monjas alemanas Elisabeth y Regina Brückner, que llevaron a escondidas alimentos a los prisioneros de un campo de concentración durante el nazismo.

Ramírez, que vivió en Würzburg (Alemania), conoció a las dos monjas en un convento de la ciudad y fueron ellas las que le inspiraron para hacer su composición en los años cincuenta.

A la “Misa Criolla” en el Vaticano dirigida por Facundo Ramírez han sido invitados otros artistas; Roberto Ruiz y Tukuta Gordillo. La misa es una obra religiosa hecha por solistas, coro y orquesta. Los textos litúrgicos fueron traducidos y adaptados por dos sacerdotes: Osvaldo Catena y Alejandro Gabriel Sega de Mayol y Jesús.