mundo

Según la organización Transparencia Internacional, que desde 1995 elabora anualmente el Índice de Percepción de la Corrupción clasificando a los países en un ranking según el grado de percepción de la corrupción en el sector público -en la que intervienen empleados públicos y políticos-, en 2012 los países más corruptos del planeta fueron Somalia, Corea del Norte y Afganistán, seguidos de Sudán. La organización, con sede en Berlín, ha analizado un total de 176 Estados. Los menos corruptos según el índice 2012 son Dinamarca, Finlandia y Nueva Zelanda.

Para Transparencia Internacional, la corrupción se define como «el abuso del poder delegado para beneficio propio«. La puntuación de un país/territorio indica el nivel de percepción de corrupción que existe en este, en una escala de 100 (percepción de ausencia de corrupción) y 0 (percepción de muy corrupto).

Entre los países europeos, solo Italia, Malta, Hungría, Polonia, Rumanía y Portugal se sitúan por delante de España en percepción de la corrupción.

En Latinoamérica Argentina se encuentra en el puesto 139.

Artículo anteriorApnea del sueño
Artículo siguientePapa Francisco en Santa Marta: La alegría de la Iglesia es parir