Mundial de Clubes

Fue angustiante. Aunque el premio se disfruta, San Lorenzo sabe que estuvo al borde del papelón. Es que hoy, en la semfinal del Mundial de Clubes, el Ciclón tuvo que esperar hasta el alargue para ganarle por 2 a 1 al equipo semi profesional de Auckland City de Nueva Zelanda.

Ahora lo espera el duelo más difícil: la final con Real Madrid, el sábado, a las 16.30. Y el Ciclón sabe que deberá cambiar muchas cosas si quiere estar a la altura de semenjante rival, que dejó en el camino a Cruz Azul por 4 a 0, y lleva 21 partidos ganados de manera consecutiva.

En el partido San Lorenzo se puso en ventaja cuando terminaba el primer tiempo, de la mano de un latigazo de Barrientos.

En el complemento, relajado, el Ciclón sufrió el empate de Berlanga y tras el 1-1 tuvieron que ir al alargue.

En el alargue, el alivio llegó rápido: a los 3 minutos, Mauro Matos selló el 2 a 1 final, con el que San Lorenzo se clasificó a la final que esperó durante todo el semestre.