Card. Mario Aurelio Poli

Como ya es tradición, el arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Aurelio Poli, grabó un mensaje navideño en el que invitó a recibir al Niño Jesús con un corazón dispuesto como un pesebre, con un hogar convertido en la gruta de Belén, porque el Señor «viene a alegrar la vida de todos».

El cardenal Poli expresó en su mensaje que la Navidad «nos trae siempre un mensaje de esperanza», y para recibirlo, sencillamente, «cada corazón tiene que convertirse en un pesebre, y cada casa, en una gruta de Belén».

«Los invito a recibir en familia al Niño Jesús, porque Él viene a alegrar la vida de todos», concluyó el purpurado.

El mensaje difundido por el Centro Televisivo Arquidiocesano es el segundo que el cardenal Poli graba desde su llegada a Buenos Aires, continuando de esta manera con una tradición iniciada por Jorge Bergoglio cuando era arzobispo porteño.