ambulancia

Dos conductores fueron arrestados por dejar a un hombre de 87 años encerrado dentro del vehículo, conectado a un suero, para hacer trámites. Los trabajadores pertenecían al hospital público provincial Herrera Mota de la ciudad riojana de Chilecito.

Ricardo Flores es un jubilado de 87 años y el jueves fue víctima del maltrato y la irresponsabilidad de dos choferes que lo trasladaban en una ambulancia del hospital Herrera Mota de Chilecito. Los encargados no tuvieron mejor idea que estacionar en pleno centro de la capital de La Rioja y dejarlo encerrado dentro del vehículo, conectado a un suero, para hacer trámites e ir de compras.

El insólito caso ocurrió el viernes hacia las 10 en la esquina de Bazán y Bustos y Lamadrid de esa localidad riojana. A esa hora, inspectores del tránsito llevaban adelante sus tareas de control cuando detectaron una ambulancia Mercedes Benz, con patente IZI-242, estacionada en un lugar prohibido y sin su tripulación a bordo.

Sin embargo, observaron que dentro del vehículo estaba el hombre de 87 años mientras recibía suero, encerrado y en medio de una elevada temperatura que ya se hacía sentir en la capital riojana. Luego de más de una hora y de que una ambulancia del hospital Vera Ramos lo trasladara, los dos choferes regresaron y al ser interrogados no supieron responder y fueron demorados.

Luego de un tiempo, uno de los enfermeros dijo: «Fuimos a una farmacia a comprar unos remedios para este paciente«. Ninguno llevaba medicamentos cuando regresaron a la ambulancia.

La jefa de la Zona Sanitaria 3 del Ministerio de Salud de la Provincia, Sonia Bosetti, informó que tras, mantener una reunión con el chofer a cargo de la ambulancia, este renunció.