planta de ortiga

La artrosis es un mal que afecta directamente a las articulaciones, provocando con el paso del tiempo un deterioro de las mismas, deformándolas y produciendo hinchazones en esas zonas. Si bien es un mal crónico, el empleo de algunos remedios caseros para la artrosis, pueden ayudar a aliviar sus síntomas, para sobrellevarla mejor.

La artrosis afecta a las personas mayores de 40 años y se produce por el desgaste del cartílago articular, que se encuentra entre los huesos. Este desgaste provoca el roce de los huesos, produciendo dolor e inflamaciones, como también deformidad en las zonas afectadas. Suele presentarse en zonas que se movilizan mucho como manos, columna lumbar, cervical, hombros, tobillos, rodillas y caderas.

Este desgaste se presenta cerca de nervios y músculos el dolor es mayor. Esta enfermedad debe tratarse con análgesicos y antiinflamatorios, sin embargo hay varios remedios naturales caseros para sanar este doloroso inconveniente. Si bien requiere de un seguimiento médico exhaustivo, también puedes paliar algunos dolores con algunos remedios naturales y caseros como los que verás a continuación.

Estos son algunos remedios caseros y naturales para la artrosis:

  • Ortiga: La ortiga posee propiedades depurativas a desinflamantes. Hierve tres cucharadas de ortiga verde en medio litro de agua con zumo de medio limón y un diente de ajo. Luego deja reposar, cuélala. Agrega ajo molido y el zumo la otra mitad del limón. Bebe medio vaso por la mañana en ayudas. Este remedio es uno de los mejor funcionan para el tratamiento de la artrosis.
  • Remedio especial para pies y manos: Prepara una mezcla de agua caliente y arcilla roja en un barreño. Luego sumerge tus piel o manos hasta que el agua se enfríe. Luego enjuaga y seca suavemente. Realiza este tratamiento una vez por día. La arcilla colaborará con la revitalización de minerales, además es desintoxicante y absorbe toxinas.
  • Miel de abeja: Toma dos cucharadas de miel de abeja en las comidas te ayudará a combatir los dolores. Para mejores resultados acompaña con una infusión de manzanilla, que es analgésica y desinflamante. También puedes utilizarla para prevenir mezclándola con vinagre de manzana en partes iguales y consumiendo en ayunas.
  • Abedul: Mezcla en cantidades iguales hojas de abedul con diente de león, menta y hojas de fresno. Toma esta mezcla realizando infusiones tres veces por día.
  • Geranio: Aromatiza los ambientes con esencia de geranio o mezcla con aceite de uva o aguacate y realiza suaves masajes sobre la zona afectada.
  • Agua salada: Si tienes la suerte de tener una playa cerca siéntate en las orillas y deja que tus piernas o zona afectada por la artrosis, relájate y notarás que el dolor comienza a disminuir. Recuerda repetir este tratamiento durante un mes como mínimo para ver resultados. En caso de no tener un mar cerca llena la tina de agua caliente y agrega entre 3 y 5 kilos de sal marina para simular el efecto.
  • Puerro: Consume sopas de puerro (ajo porro, poro) para decirle adiós a la sensación de frío.
  • Realiza yoga: Para evitar la rigidez y mejorar la circulación sanguínea es importante realizar actividades físicas suaves que no empeoren la situación. Consulta con tu médico que te convendría hacer pero algunas opciones pueden ser yoga, estiramiento, caminar 20 minutos, media hora por día como también la natación. En todas estas actividades habrá profesionales que pueden guiarte y ayudarte a tratar en dolor.

Estos remedios no sirven para curar la artrosis ni nada por el estilo. Siempre debes tener en cuenta la consulta médica y no dejar nada librado al azar ni a los milagros. Minimizar los riesgos es una de las mejores maneras de controlar esta clase de problemas.