Isabel Pantoja

Los abogados de la artista habían pedido que se adecuara la fianza a la multa a la que había sido condenada a lo cual el Tribunal accedió.

Antes de su ingreso en prisión, Pantoja realizó dos trasferencias de 100.000 euros y 47.148 euros, respectivamente, a la cuenta de consignación del Juzgado. Los representantes de la artista solicitaron a la Audiencia Provincial de Málaga que se le permitiera abonar el resto de manera fraccionada dentro del plazo de dos años que le permite la Ley.

El Tribunal autorizó el calendario de pago de manera fraccionada propuesto por la defensa de Pantoja, que se comprometía a abonar parte del dinero cada trimestre “sin que en ningún caso pueda superarse el límite previsto en el artículo 50.6 del Código Penal”.

Este artículo establece que el tribunal, por causa justificada, podrá autorizar el pago de la multa dentro de un plazo que no exceda de dos años desde la firmeza de la sentencia, bien de una vez o en los plazos que se determinen.

Pantoja pidió a la Sala el fraccionamiento de la multa argumentando su intención de pagar y también pidió que se ajustase el embargo que se impuso cuando se instruyó la causa a la multa que tiene que pagar.

Sin dinero

En octubre del 2010, la cantante designó parte de sus bienes para hacer frente a la fianza de responsabilidad civil. En efecto, cuando el juzgado requirió una fianza de 3 millones seiscientos ochenta mil euros para asegurar las responsabilidades pecuniarias que pudieran imponerle, Pantoja respondió con parte de sus bienes, la finca La Cantora y un chalé en la Moraleja, al no disponer del dinero requerido.

Por este procedimiento también se encuentra en prisión: Julián Muñoz, que cumple seis años y medio de prisión por blanqueo de capitales y cohecho pasivo, la exmujer de éste, Maite Zaldívar, que fue condenada a dos años y medio por blanqueo de capitales, y Jesús Zaldívar, también condenado a la misma pena por el igual delito.