Papá Noel

Es difícil decirle la verdad a un hijo cuando se trata de una creencia que tiene y lo ilusiona cada año. Por si tu hijo regresa de la escuela con la pregunta «¿existe Papá Noel?», debes estar preparada y saber qué responder.

Todo un sistema envuelve y contribuye a la tradición de Papá Noel, Santa Claus, Viejito Pascuero o San Nicolás, como quieras llamarlo. Es difícil mantenerse fuera mientras publicidades, amistades y medios de comunicación se encargan de conservar la tradición. En Estados Unidos es posible enviar cartas a una dirección en el polo norte que facilita el gobierno para que los niños le escriban a Papá Noel.

Sin embargo, algunas familias no siguen la tradición de Papá Noel como la mayoría de la gente, y es en esos hogares en donde se crían niños que tal vez, y sin intención de maldad, le dicen a sus compañeros de escuela «Papá Noel no existe». ¿Puedes imaginar la cara de tu hijo si un día escucha esas palabras? Será inevitable que acude a ti en busca de una respuesta y por eso tienes que estar preparada.

Lo sospechan desde un principio

Para el especialista en desarrollo infantil Charles Smith, de la Universidad Estatal de Kansas, los niños intuyen que Papá Noel no existe mucho antes de lo que sus padres se imaginan. Los pequeños comienzan a sospechar de la verdad en la época preescolar.

La afirmación de Smith parece coincidir con la realidad. Un estudio de Psychological Reports realizado en 600 niños que hacían fila para conocer a Papá Noel en un centro comercial, reveló que el 80% de los niños sentía indiferencia por el famoso personaje.

Quizá te parezca extraño, pero los expertos dicen que es mejor que tu hijo descubra por sí mismo la verdad sobre Papá Noel, en vez de ser tú quien se lo digas. De igual modo aconsejan que, si tu niño viene a interrogarte al respecto, le contestes con preguntas del tipo ¿tú qué piensas? Pero no hay que confundir a los niños, el dar vuelta la situación no es lo mismo que continuar sosteniendo la tradición.

Si tu hijo te dice que no cree en Papá Noel, pregúntale cuáles son sus motivos para no creer y al final explícale por qué existe y se continúa la tradición.

¿Es malo que lo niños crean en alguien que no es real?

Los especialistas que han estudiado el tema, dicen que no es nada perjudicial para los niños que estos crean en una figura que no existe y que, por el contrario, es un aporte positivo para el desarrollo cognitivo.

Muchos niños que tienen hermanos pequeños y dicen no creer más en Papá Noel porque saben la verdad, igualmente continúan demostrando que creen que sí existe para evitar la desilusión de sus hermanos menores.