César Milani

El Gobierno y sectores aliados del kirchnerismo mantuvieron en las últimas horas una sugestiva distancia del jefe del Ejército, teniente general César Milani, luego de que el fiscal federal de Tucumán, Carlos Brito, pidiera que sea indagado por la desaparición del soldado conscripto Alberto Agapito Ledo.

El principal vocero fue el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, quien afirmó que el hombre fuerte de la inteligencia militar «seguramente pasará a retiro si existiera algún elemento que amerite el dictado de su procesamiento, en la causa en la que el juez federal Daniel Bejas investiga su responsabilidad en la desaparición del conscripto que estuvo bajo su mando en 1976.

La sugestiva distancia de Aníbal Fernández se produjo pocos días después de que se afianzara la influencia del jefe militar en la ex SIDE, descabezada recientemente por una decisión de la Presidenta.

En tanto, fuentes cercanas al ministro de Defensa, Agustín Rossi, dijeron a LA NACION que «por sobre todas las cosas, hay que mantener prudencia y dejar actuar a la Justicia», al tiempo que señalaron que el abogado de Milani recusó el pedido de indagatoria. «En la instancia actual, no están dadas las cosas para efectuar especulaciones», apuntaron.

En las organizaciones de derechos humanos, las reacciones por el pedido del fiscal fueron disímiles. Mientras la titular de Abuelas, Estela de Carlotto, respaldó el pedido de Brito, y dijo que «hay que investigar», la presidenta de las Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, cortó la comunicación con una radio cuando le preguntaron sobre Milani.

«Si el día de mañana existiera algún elemento que le diera razón a un juez para dictar el auto de procesamiento, seguramente, pasará a retiro, como la Presidenta lo hizo oportunamente con el almirante Jorge Godoy o con el teniente general Roberto Bendini», declaró Fernández, al recordar los casos de los ex jefes de la Armada y del Ejército, apartados cuando fueron procesados en sendas investigaciones judiciales.

Aunque luego fue absuelto en sede judicial, Bendini fue procesado en una causa en la que se investigaba el manejo de fondos en su cuartel de Santa Cruz, por lo que Cristina Kirchner lo apartó de la jefatura del Ejército en septiembre de 2008.

Godoy fue relevado en diciembre de 2011, luego de que la Justicia declarara su procesamiento por no controlar ni impedir las acciones de espionaje en la base naval Almirante Zar, de Trelew.

El ascenso en el Senado

Fernández agregó que el fiscal Brito «tiene todo el derecho a pedir lo que entiende en función de los elementos que tiene en la mano», pero recordó que «en ninguna causa Milani está procesado».

El verborrágico secretario general de la Presidencia dijo que cuando el Senado analizó su pliego para tratar su ascenso al máximo grado militar, en diciembre de 2013, revisó «de punta a punta sus antecedentes» y no había «absolutamente nada» en sus antecedentes que impidiera la promoción.

No mencionó, sin embargo, la carta del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), que recomendó por escrito a la Comisión de Acuerdos del Senado rechazar el ascenso del jefe del Ejército al grado de teniente general a raíz de las denuncias que lo implican en la desaparición del soldado Ledo y el secuestro del dirigente riojano Ramón Alfredo Olivera.

«Yo formaba parte de la Comisión de Acuerdos y hablé a favor de Milani en el recinto», dijo el ex senador.

Estela de Carlotto, en tanto, abrió un manto de dudas sobre la situación de Milani, al sostener que el pedido del fiscal «está bien» y señalar que «donde hay denuncias hay que investigar».

«Este hombre está denunciado y hay que probar si es cierto, mientras tanto rige una consigna que no es mía: todo ciudadano es inocente hasta que se demuestre lo contrario», dijo Carlotto, en declaraciones a Radio La Red.

En cambio, la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, cortó abruptamente la comunicación con la radio Nacional Rock cuando le preguntaron sobre el pedido de citación a Milani. «De eso no voy a hablar, si ustedes me llaman para eso, no voy a hablar. Llámenme para las cosas buenas que hacemos las Madres, para eso perdónenme, pero no los voy a atender», afirmó.

La situación de Milani tras las denuncias

Aníbal Fernández

Secretario General

«Si existieran elementos para su procesamiento, seguro pasará a retiro, como Godoy y Bendini».

Estela de Carlotto

Abuelas de Plaza de Mayo

«La Justicia está actuando y tiene que actuar. Donde hay denuncias hay que investigar».