niña con un auricular

Algunas pistas claras pueden ser, cuando siguen el ritmo de una forma llamativa para la edad que tiene o que de cualquier cosa que tiene a su alcance hacen un instrumento. Pero hay más…

De acuerdo con un artículo en Recopilación de Dotados de Investigación, un programa de Identificación de Talento de la Universidad de Duke, cuando un niño tiene habilidades sobresalientes para la música en relación a otros, es capaz de seguir el ritmo con su cuerpo moviéndose de forma consistente, algo que para los que tienen alrededor de los tres años de edad no es común, ya que de hacerlo es de forma interrumpida.

Si tu hijo te da señales claras de que oye ruidos y sonidos que otros no o es el primero en identificarlos, también es otra señal de que puede ser un gran músico.

Los niños que tienen mayor capacidad musical que otros, por lo general son los primeros en corregir a alguien que se ha equivocado en la letra de una canción o en darse cuenta cuando escucha que un instrumento está desafinado sin que tenga conocimiento profesional al respecto. Otra cosa que suelen hacer es memorizar las letras e imitar los ritmos de las melodías de forma asombrosa.

Si tu hijo realmente es un apasionado de la música y ha nacido para ello, entonces será feliz cada vez que le regalen un instrumento musical. Aprovecha para incentivarlo, si tiene varios instrumentos puede sorprenderte tocando alguno de ellos de oído sin haber aprendida nada antes o incluso puede que desarrolle su propia melodía.