Neymar y Messi

Aunque el 2014 no ha sido un año fácil para Neymar da Silva, el delantero brasileño del Barça ha conseguido implantar una buena segunda mitad de año que hace pensar que puede ofrecer su mejor versión en la recta decisiva de la temporada. El Barcelona no sólo negocia la mejora de contrato de ‘Ney’: está convencido de que a partir de ahora, totalmente adpatado, el delantero ofrecerá su mejor versión.

Fichado en la campaña 2013-14 como el refuerzo que debía descargar de responsabilidades a Leo Messi, Neymar sufrió su periodo de adaptación al fútbol europeo. Con el Barcelona FC. en plena transición, el primer semestre de 2014 se convirtió en un rosario de problemas para él.

En lo extradeportivo, la denuncia de Jordi Cases, exigiendo que se revelara el contrato de su fichaje, llevó al club a los tribunales y acabó con al dimisión del presidente Sandro Rosell.

En lo deportivo, el equipo culés del Tata Martino se desinfló en la recta final, cuando se decidían los títulos, y cedió ante el Atlético de Madrid en la Liga y la Champions y frente al Real Madrid en la Copa del Rey.

Neymar no regresó en la mejor forma física tras el receso navideño 2013-14. Además, sufrió dos lesiones de cierta importancia. La primera en el tobillo entre enero y febrero; la segunda, un edema en el cuarto metatarsiano de la pierna izquierda entre abril y mayo. Estos dos problemas dejaron sus cifras con el Barça en esa fase del 2014 en 16 partidos jugados, 4 goles y 3 asistencias.

SUFRIR CON BRASIL

Las cosas no funcionaron mejor para Neymar con Brasil. La ‘Torcida’ confiaba en el delantero blaugrana para que la condujera hacia un nuevo título Mundial en su propia casa durante el Mundial 2014. Sin embargo, el sueño se esfumó tras una escalofriante entrada del defensa Camilo Zúñiga al ‘número 10’ de la ‘canarinha’ durante el Brasil-Colombia.

Aunque por cifras el año 2014 de ‘Ney’ con Brasil fue el mejor (15 goles y 4 asistencias en 14 partidos jugados), el seleccionado brasileño se hundió sin él en las semifinales del Mundial frente a Alemania (1-7) y contra Holanda en la final de consolación (0-3). Por su parte, Neymar tuvo que superar una fractura en una vértebra que le mantuvo casi dos meses sin poder jugar.

NUEVO BARÇA, NUEVO ‘NEYMAR’

La segunda mitad del año 2014 ha traído para Neymar algo más de tranquilidad, una vez aclarado el asunto de su contrato, y completado su periodo de adaptación al Barça y al fútbol europeo.

Aunque cerró el año en el banco de los suplentes por una lesión de tobillo que le ha tenido tres partidos de baja, sus cifras como blaugrana son más que buenas en lo que se lleva disputado del curso 2014-15: Ha disputado 18 partidos en los que ha marcado 14 goles y ha servido 3 asistencias.

Los primeros meses con Luis Enrique como técnico nos ofreció a un Neymar plenamente conectado con Leo Messi, con el que intercambiaron asistencias y goles. Con la llegada de Luis Suárez, los tres sudamericanos del Barça han completado una delantera que cuando se acople de manera definitiva debe ser el arma decisiva para los blaugrana a la hora de decidir los títulos.

A la espera de la eliminatoria frente al Manchester City en la Champions, con una posible eliminatoria de la Copa frente a Real Madrid o Atlético a la vista, y con el conjunto ‘merengue’ a un punto en la Liga BBVA, el Barça espera que Neymar regrese de las vacaciones en plena forma para que ofrezca su mejor versión en el 2015.