fuegos artificiales - pirotecnia

Un niño de 5 años sufrió la amputación de tres dedos por el mal uso de pirotecnia en la ciudad de La Rioja durante los festejos de Nochebuena y Navidad.

Rafael Fernández, director del Hospital Vera Barros de esta capital, explicó que la decisión de amputación de tres dedos provino de una «quemadura tipo 3 que produce necropsis en dedos tan pequeños» por «el uso de un fuego de alto impacto» por parte del menor, que le habría explotado en la mano.

«Nosotros lo estabilizamos por el dolor y se lo calmó, sostuvo Fernández, que indicó que tras ser operado en La Rioja no se descarta la posibilidad de que sea derivado al Hospital de Quemado de San Juan para continuar con su tratamiento.

Además de este caso, hubo otros dos adolescentes con quemaduras de tipo A por pirotecnia.