ministerio-de-educacion-catamarca

Días anteriores en la Escuela Clara J. Armstrong finalizó el ciclo “Ponele Titulo A Tu Secundario”, una decisión política del ministro de Educación, Ciencia y Tecnología de la provincia José Ariza.

Felipe Toledo, a cargo del primer dispositivo provincial para terminar el Secundario comentó: “Este proyecto consta de un sector de chicos que habían cursado la secundaria pero que por una cuestión u otra habían terminado sin titular porque quedaron con una, dos o tres materias previas que no rindieron”. Asimismo, insistió sobre la idea de incluir este sector de jóvenes para que puedan seguir con sus estudios: “Darles apoyo a los chicos que deben estas materias, para que después puedan seguir su trayecto, o seguir trabajando o poder seguir estudiando carreras terciarias o universitarias”.

Este primer dispositivo se realizó en toda la provincia, donde se establecieron 42 sedes, de las cuales 38 ya estuvieron en funcionamiento. Las otras cuatro empezaran el año próximo con Periodo Especial.

A nivel general, son más de 1.300 chicos en toda la provincia que estaban en esta situación. Específicamente, la Escuela Clara J. Armstrong se estableció como la sede de Capital, por  ser el centro urbano  más denso de toda la provincia. “Empezaron 350 chicos y sigue creciendo. Era una cohorte pensada en cuatro encuentros y el quinto encuentro de evaluación. Después se fueron sumando cada vez mas y quedaron un montón pendientes porque habían perdido los encuentros presenciales  de los cuales se requería un 75% de asistencia”, explicó Toledo.

Asimismo expresó que, debido a la gran demanda, se está analizando poner una nueva cohorte en febrero. “Le dimos luz  a un sector que estaba oscurecido, un montón de chicos que estaban en esta situación y que estaban trabados en sus trayectorias de vida”, aseguró y agregó: “A veces hace falta que se le dé una mano, y lo que está visto es que cuando el Estado está presente es increíble lo que se puede lograr”.

Alumnos agradecidos

Algunos de los jóvenes, padres y adultos  le pusieron voz  al último encuentro y agradecieron esta nueva oportunidad que les brinda el sistema educativo para concluir sus estudios.

Camila Peralta, dijo: “Me parece muy bueno el programa ya que le ayuda a muchos chicos a poder terminar la secundaria, chicos que se quedaron con materias para rendir. En el caso mío, yo no pude terminar en la escuela y me ayudaba mucho ya que  quiero seguir una carrera y estudiar en la Policía”.

Gabriel Marelo, quien adeudaba cinco materias, expresó: “Vine a rendir 5 materias que debía de la Escuela 348. No los podía aprobar, se me hacía difícil. Vinimos cuatro sábados y el quinto sábado rendimos.  Yo quise terminar para tener el titulo para poder trabajar o estudiar”.

Su madre, Alda Gonzalez de Marelo, manifestó: “Este programa es  buenísimo, porque la verdad que al no concurrir ya a la escuela todo el año pasado lo dedicó a rendir las materias que le faltaban, eso de no tener la constancia de ir a la escuela a los chicos les cuesta más preparar solos las materias y después rendirlas o buscar profesores particulares. Yo he gastado mucho en profesores de Matemática y después rendía y le iba mal. Me parece que esto está buenísimo porque hay chicos que están a un paso, como él, y pueden concretarlo”.

Vanesa Robledo, profesora de Matemática, afirmó: “Fue una gran convocatoria, una idea excelente porque le abre puertas a mucha gente que ha quedado con materias como la nuestra, que sinceramente no alcanzar el título es algo pendiente que les queda y dado las situaciones económicas de hoy en día, el mundo laboral exige la gente con título y cada vez más capacitados porque si no, no se pueden insertar en ese mundo laboral; y yo creo que ha sido una linda experiencia, los chicos están con muchas expectativas de poder aprobar y obtener el título secundario que es lo que ellos persiguen”. En este sentido, también comentó: “Alumnos con hijos, con todo el sacrificio que supone de venir, si bien es cierto es un día que pueden pero también resignan  estar con su familia o hacer ciertas cosas porque quieren aprovechar esta oportunidad que les brinda el Ministerio a través de este programa, para poder alcanzar eso que quedó pendiente y que en su momento no lo vieron como algo que necesitaban”.