P. Federico Lombardi SJ

El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, P. Federico Lombardi SJ, preguntado por Il Sismografo sobre la noticia de una presunta carta sobre la cuestión del celibato eclesiástico que el papa Francisco habría enviado al cardenal brasileño Claudio Hummes.

«Puedo afirmar que no existe ninguna carta del Papa al cardenal Hummes sobre la materia indicada. Es verdad, en cambio, que el Papa ha invitado, en más de una ocasión, a los obispos brasileños a buscar y proponer con valentía las soluciones pastorales que consideren adaptas para afrontar los grandes problemas pastorales del país», precisó el vocero.

Según recuerda la agencia Zenit, no es la primera vez que tiene lugar un episodio parecido. En la audiencia general del pasado 10 de diciembre, el propio pontífice apuntó que –al informar sobre el Sínodo del pasado mes de octubre– «a menudo la visión de los medios de comunicación contaba un poco con el estilo de las crónicas deportivas, o políticas: se hablaba con frecuencia de dos bandos, pro y contra, conservadores y progresistas». Así, el Santo Padre explicó que «un Sínodo no es un parlamento donde debaten diversos partidos o grupos de poder, sino un espacio privilegiado y protegido de comunión, en el que actúa el Espíritu Santo».

El Papa recordó también que «el Documento de trabajo, fruto de la consulta a toda la Iglesia, fue la base de la primera Relación, previa al diálogo fraterno que se produjo en el Aula sinodal, sin poner jamás en duda las verdades fundamentales del sacramento del matrimonio: la indisolubilidad, la unidad, la fidelidad y la apertura a la vida. Seguidamente, los grupos lingüísticos trabajaron a partir de una segunda Relación que recogía las diversas opiniones manifestadas en el Aula. Y, con estas aportaciones, se elaboró una Relación final, que será enviada a las Conferencias Episcopales de todo el mundo para que preparen la próxima Asamblea ordinaria en 2015».

Francisco concluyó su intervención indicando que «los documentos oficiales que salieron del Sínodo son tres: el Mensaje final, la Relación final y el discurso final del Papa. No hay otros».