Lucía Corpacci anuncio

La Gobernadora Lucía Corpacci anunció oficialmente el martes 30 de diciembre que las elecciones provinciales de 2015 se realizarán en el mes de octubre, en el marco del acto durante el cual recibió el informe de la Comisión Consultiva para la Reforma de la Constitución Provincial.

La jefa de Estado destacó que la decisión se basa en la necesidad de mantener una coherencia con lo que proclama y con el espíritu de la Reforma Constitucional que ella misma impulsó.

“Siempre reclamamos la necesidad de contar con certeza electoral, y de anunciar con anticipación suficiente la fecha de las elecciones; por la convicción de que se trata de un hecho trascendente para la vida institucional de la Provincia, y como tal no puede estar atado a intereses personales, sectoriales, especulaciones, mezquindades o búsqueda de ventajas. Actuamos tal como proclamamos que debe actuarse. Y así como propusimos la necesidad de contar con certeza electoral en nuestra iniciativa original de Reforma Constitucional, lo aplicamos en los hechos. Se terminó la historia de jugar con la expectativa de la gente hasta el último día para convocar en el último instante disponible por los plazos legales. Queremos que todas las fuerzas políticas puedan vivir democráticamente su etapa preelectoral y dar previsibilidad. Hubiéramos querido que fuera a través de las PASO, pero quienes decían estar a favor no acompañaron el proyecto. Aun así, ofrecemos a todos los partidos el tiempo necesario para que puedan elaborar sus plataformas como corresponde, y esperamos que estén a la altura de las circunstancias. Esperamos y buscamos una competencia sana, que definitivamente se abandonen los agravios, las descalificaciones y las agresiones personales; para mostrar el nivel que nuestra ciudadanía merece: una campaña con plataformas serias, con propuestas y proyectos, donde se discutan ideas y planes para el futuro de nuestra Provincia”, señaló Lucía a la prensa.

Mencionó también que “la responsabilidad en la administración de los recursos financieros de la Provincia es uno de los ejes centrales de nuestra gestión. Se presentaron diversas dificultades, pero pudimos trabajar a partir de un esfuerzo conjunto con la comunidad, cumpliendo metas importantes en todas las áreas de Gobierno. Este 2014 se inició con vaticinios caóticos para la Provincia, pero juntos logramos superar problemas, ordenar las cuentas y llegar al umbral de 2015 en un marco de estabilidad y tranquilidad social. No sería coherente, cuando constantemente subrayamos la importancia de cuidar el dinero de todos los catamarqueños, generar un gasto innecesario y destinar millones de pesos para desdoblar una elección por simple especulación sobre un eventual resultado. El costo de una elección, que separando las elecciones provinciales de las nacionales se duplicaría -por despliegue, por operatividad, por seguridad-, implica un gasto enorme, y deberían pagarlo todos y cada uno de los catamarqueños a través de sus impuestos. Me parece más provechoso y positivo dedicar esos fondos a la Educación, a la Salud, y a responder a las necesidades de la comunidad. También serán menores los gastos para todos los partidos políticos, y se evitará el desatino de someter a la ciudadanía a tener que votar –entre internas y generales- cinco o seis veces en menos de un año”.

Como otro punto positivo a tener en cuenta indicó que “la simultaneidad con las elecciones nacionales, permitirá ejercer el derecho al voto a los jóvenes de 16 años, una posibilidad optativa que ofrece el acto electoral, y que no podría tener vigencia si la consulta electoral provincial se realizara en marzo”.

Finalmente, se refirió a la necesidad de prever una transición razonable, al sostener que “cada mandato es diferente. Al margen de cuando se produce o no un cambio de signo político, es una etapa que culmina y otra que comienza, lo que determina un período de transición. No es positivo ni saludable para la vida institucional de la Provincia, una transición de meses y meses, que al cabo representa casi un año completo. Lo dijimos cuando nos tocó ser oposición, lo dijimos cuando nos tocó esperar nueve meses para asumir, y lo decimos desde el ejercicio del mandato que nos otorgó el pueblo: no se puede transitar un período de indefinición tan extenso, ni mucho menos dar lugar a maniobras irresponsables, como los nombramientos indiscriminados o el despilfarro de los recursos de todos los catamarqueños con la supuesta comodidad de que luego alguien vendrá a hacerse cargo. Los catamarqueños necesitan un Estado presente y un Gobierno que trabaje, y no puede una Provincia permanecer nueve meses a la espera de que termine una gestión y comience otra”.