Té blanco

Si bien el té es una de las infusiones que mejores propiedades tiene para ofrecer, también es cierto que cuenta con algunas contraindicaciones. Su contenido de teína, una sustancia alcaloide similar a la cafeína, es una de ellas.

El té blanco, como cualquiera de las plantas que proviene de la Camellia Sinensis, también tiene teína dentro de su composición.

La cafeína es un alcaloide que produce un efecto directo sobre el sistema nervioso central. Las personas nerviosas, con presión alta, o con problemas coronarios, no deberían consumir bebidas o alimentos que la contengan.

Tampoco debería ser consumida por mujeres embarazadas y en período de lactancia.

Hay que decir a favor del té blanco que es la variedad de té que menos teína contiene. Es que se trata de un té fresco que no ha sufrido tantos procesos de fermentación como otras clases de su misma especie. Pero, aún así, aparece esta sustancia dentro de su composición.

El té blanco se hace de las hojas y brotes tiernos de té sin fermentar que se recogen antes de que las flores se abran. Los tés blancos varían mucho en cafeína debido a varios factores:

  • La calidad de las hojas de té
  • La mezcla (algunos se mezclan con el té verde)
  • El tiempo de elaboración

En general, una taza de té blanco posee 28 miligramos de cafeína. Las variedades de té más suave, con bajo nivel en cafeína poseen alrededor de quince miligramos por taza.

Las que poseen mayor contenido de cafeína, pueden llegar a tener alrededor de setenta y cinco miligramos por taza.

Entre los tres tipos más comunes de té blanco chino, agujas de plata (bai hao Yinzhen) es el más alto en cafeína y tiene el color más claro y el sabor más suave.

El Shou Mei (cejas longevidad) es el de color más oscuro y tiene el sabor más fuerte, pero el menor contenido de cafeína.

Si lo que quieres es optar por una infusión que tenga cierta similitud con el té (en cuanto a sus propiedades), bien puedes recurrir al rooibos.

Este es un arbusto africano que no tiene contenido de cafeína y, por ejemplo, no es perjudicial para aquellas personas que tienen hipersensibilidad a esta sustancia o son hipertensos.

Ya sea que decidas beber una rica taza de té blanco o de té rooibos, estarás bebiendo también muchas de las propiedades medicinales y curativas que poseen estos tés. Beber tés, tisanas e infusiones de hierbas medicinales es muy saludable.